El daño moral, “vía de escape” de la ley del Aborto

abc.es
24.06.2014
La reforma permitirá abortar fetos con malformaciones por el daño moral que causa a los padres. Los grupos provida dicen que Gallardón «no respeta la vida»
gallaron-ley-aborto--644x362
El Ministerio de Justicia parece haber encontrado el truco para autorizar el aborto en caso de anomalía fetal y cumplir con la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad de Naciones Unidas. Esta declaración, que había utilizado siempre el ministro Gallardón como referente, defiende el derecho a la vida de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones. La fórmula, a la que ha recurrido Justicia, evita la inclusión en la ley de un supuesto de malformación, pero en la práctica lo permitirá. Los padres podrán argumentar un grave sufrimiento psíquico o daño moral para interrumpir la gestación. Además, no será necesario tener el informe positivo de dos psiquiatras para demostrar el sufrimiento, como se reclamaba en el anteproyecto de la ley de Gallardón. Bastará con probar la anomalía fetal.

Este cambio, que se llevará en breve al Consejo de Ministros, dejó ayer una oleada de críticas entre las organizaciones que rechazan el aborto. El presidente del Instituto de Política Familiar, Eduardo Hertfelder, teme que se permita el «aborto libre». «Argumentar el riesgo psicológico de la madre seguirá siendo un coladero como ha sucedido hasta ahora». Para la portavoz de «Derecho a Vivir», Gádor Joya, si el ministro accede a despenalizar el aborto en caso de malformación fetal «sería una demostración de que el PP no tiene realmente claro qué es el respeto a la vida y la no discrimianción de enfermos o discapacitados. Es un paso hacia atrás». Benigno Blanco, del Foro de la Familia, también calificó de «retroceso» el cambio de Justicia. Por su parte, el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno aseguró que si finalmente el Gobierno incluye la malformación, su organización «denunciará» la ley porque «contraviene la Declaración Universal de Derechos firmada por España».

La fórmula elegida por el equipo de Gallardón para justificar el aborto por malformación es similar a la que propuso Federico Montalvo, miembro del Comité de Bioética en el informe que hizo esta institución. Este abogado especialista en derecho médico y profesor de la Universidad Pontificia de Comillas defiende el «valor simbólico» de la futura ley. «Es cierto que en la práctica se permite interrumpir la gestación por anomalía fetal, pero al no crearse el supuesto por malformación no se crea un conflicto. No se da el mensaje de que una persona con discapacidad no tiene derecho a vivir».

El retoque del Gobierno tampoco ha servido para apaciguar a los rupos que defendían una ley más flexible. 176 organizaciones progresistas pidieron ayer a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, la retirada del anteproyecto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on google
Share on skype
Share on email
Share on pinterest
Share on pocket
Share on print

Artículos relacionados