Decir «la homosexualidad es abominación» no es delito en Francia: Christine Boutin ganó su juicio