Cuando el aborto peligra, sus partidarios se arman: decenas de iglesias son atacadas en EE.UU

Cuando el aborto peligra, sus partidarios se arman

En Estados Unidos, la filtración del borrador de la Corte Suprema que podría revocar la sentencia que legalizó el aborto en todo el país en 1973 no solo ha desatado un auténtico conflicto social. Si una imagen vale más que mil palabras, este conflicto ha dejado una gran cantidad de argumentos irrefutables para confirmar como el aborto y sus partidarios responden a un profundo odio hacia la Iglesia católica y sus enseñanzas.

Fuente: ReligionenLibertad.com  Autor: J.M.C.

Cuando el aborto peligra, sus partidarios se arman

Una muestra de ello es la indiferencia con la que políticos que se reconocen católicos promueven el aborto a pesar incluso de la prohibición de comulgar mientras continúen haciéndolo, como es el caso de Nancy Pelosi.

La polarización a la que asisten los Estados Unidos -también religiosa- se muestra en los más de 134 episodios de violencia o ataques a la Iglesia registrados por la Conferencia Episcopal de este país desde mayo de 2020. Una oleada que se ha incrementado enormemente desde que se filtró el mencionado borrados de la Corte Suprema.

National Catholic Register informa de que, como mínimo, 11 iglesias y templos católicos han sido atacados desde que se filtró el borrador el pasado 3 de mayo.

3 de mayo: Colorado

El mismo día que se conoció la noticia, la iglesia católica del Sagrado Corazón de María en Boulder (Colorado) fue atacada por segunda vez en menos de un año. En esta ocasión, fue vandalizada con pintadas e inscripciones con lemas abortistas como “mi cuerpo, mi elección”.

7 de mayo: Colorado y Nueva York 

Tan solo 4 días después, la parroquia de St. John XXIII de Fort Collins (Colorado) fue igualmente alterada con la misma proclama abortista seguida del símbolo de la anarquía y destrozaron varias vidrieras.

El mismo 8 de mayo, en Nueva York, los manifestantes proabortistas se reunieron ante la catedral vieja de St. Patrick en Bajo Manhattan, interrumpiendo una marcha provida que conectaba el templo con la delegación local de Planned Parenthood. Un fraile franciscano fue abordado por los manifestantes y una mujer comenzó a simular abortar muñecas frente a la Iglesia. Más tarde, el sacerdote Brian Graebe afirmó haber “recibido amenazas de bombardear y quemar la iglesia”.

8 de mayo: California y Texas

El tercer ataque tuvo lugar en Los Ángeles (California) el 8 de mayo, cuando un grupo de mujeres interrumpió la misa justo antes de la comunión en la catedral de Nuestra Señora de los Ángeles. Las mujeres, disfrazadas como la protagonista de la serie El cuento de la criada con túnicas rojas y sombreros blancos, comenzaron a gritar en el interior del templo y a desplegar pancartas hostiles a la Iglesia.

El mismo día, un tabernáculo fue robado en la Iglesia de St. Bartholomew the Apostle (Texas). La policía detuvo al responsable, pero el sagrario sigue desaparecido. En el mismo estado se realizaron varias pintadas similares a las del 3 de mayo en la Iglesia Holy Rosary de Houston con el mensaje “pro-choice is pro-life” (ser prodecisión es ser provida).

El mismo 8 de mayo, en Washington, la periodista Kate Daviscourt grabó a un grupo de activistas proabortistas tumbados en los escalones de la catedral de St. James en Seatle embadurnados en pintura roja simulando los abortos.

9 de mayo: Texas

Al día siguiente, un sacerdote denunció el intento de profanación de la Eucaristía en la iglesia de St Elizabeth Ann Seton.

17 de mayo: Nueva York

En esta ocasión, varios activistas abortistas decapitaron una imagen de la Virgen de Fátima en la iglesia Our Lady of Sorrows, en Nueva York.

19 de mayo: Florida

Según informó la filial de CBS en Florida, 10 reliquias desaparecieron de la parroquia St. Elizabeth Seton, entre las que se encuentran  un fragmento del Lignum Crucis, una reliquia de las vestimentas de San José y del velo de la Virgen María y otras reliquias de santos. Fuentes policiales afirmaron que no pueden verificar si las reliquias fueron robadas o extraviadas, si bien la parroquia afirma que es “poco probable” que se hayan perdido.

22 de mayo: Washington

Pocos días después, la archidiócesis de Seattle confirmó a Catholic News Agency la vandalización de la parroquia de St. Michael en Olympia, que fue, como otros casos, pintada con sprays alentando a “abortar a la Iglesia”.

27 de mayo: Nueva York

Un sagrario de oro valorado en 2 millones de dólares según la policía fue robado de la parroquia St. Augustine en Brooklyn. La Diócesis de Brooklyn también reveló el 29 de mayo que “la Sagrada Eucaristía situada dentro del sagrario fue tirada por todo el altar”.

La diócesis dijo que el ladrón “cortó una cubierta protectora de metal” para llevarse el tabernáculo de finales del siglo XIX alrededor del 27 de mayo. También se abrió una caja fuerte en la sacristía, pero estaba vacía. Según la diócesis, los ángeles ubicados a ambos lados del sagrario “fueron decapitados y destruidos”. El Departamento de Policía de Nueva York está investigando el delito “de falta de respeto y odio”.

Cuando el aborto peligra, sus partidarios se arman El sagrario de Brooklyn, antes y después de su robo y profanación: está valorado en dos millones de dólares. 

Comparte este artículo en tus redes sociales.

También te puede interesar:

 

 

Artículos relacionados

Magnífica y mejorable
Aborto

Magnífica y mejorable

Ayer la Corte Suprema de Estados Unidos anuló la sentencia «Roe vs. Wade». Es una noticia magnífica y mejorable. No prohíbe el aborto, como se

Leer más »