Cien ginecólogos presentan recurso de nulidad contra reglamento de aborto

Más de cien médicos presentan ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo un recurso de nulidad del decreto que reglamentó la Ley de interrupción voluntaria del embarazo.
Medicos_V3_in_01
www.lr21.com
16/07/2013
Los médicos tomaron tal decisión debido a que el Ministerio de Salud Pública no respondió al recurso de revocación que presentaron en diciembre de 2012 ante la secretaría de Estado.

Según los médicos, la reglamentación “contradice la Ley” y pretende atropellar la libertad de conciencia del personal de salud, impidiéndole actuar de acuerdo a sus convicciones científicas, éticas y filosóficas, al restringir su derecho a la objeción de conciencia, que reconocen la Ley 18.987 y la Constitución”.

También entienden que se restringe la información que la Ley exige dar a la mujer, y que le impide a los médicos actuar de acuerdo a su deber profesional “coartando el derecho de la mujer a recibir información científica, completa y veraz”.

Los médicos aseguran que la reglamentación “distorsionar la actuación del equipo interdisciplinario eliminando el plazo de reflexión y las disposiciones que se tomaron en la Ley para brindar a la mujer un espacio de contención y asesoramiento”.

Formulario

Desde el Ministerio de Salud Pública, se presentó este martes un el formulario el cual deberán firmar los médicos para presentar la objeción de conciencia para no realizar un aborto.

El subsecretario del Ministerio de Salud Pública, Leonel Briozzo, presentó los formularios, redactados en acuerdo con el Colegio Médico del Uruguay y la Facultad de Medicina de la Universidad de la República.

Los médicos que quieran hacer uso de la objeción deberán firmar un documento en el que: “asumen que la objeción de conciencia es la negativa de un profesional a realizar ciertos actos o tomar parte en determinadas actividades, jurídicamente exigibles para el profesional, pero que provocaría una lesión grave de la propia conciencia o sus valores filosóficos o religiosos”.

En ese caso, el ginecólogo “acepta conocer que la objeción de conciencia es un acto individual y no colectivo ni institucional, por lo que la misma no podría tomarse de forma corporativa”.

“En ningún caso, el médico puede imponer sus convicciones filosóficas, confesionales o ideológicas a sus pacientes, debiendo abstenerse de emitir criterios morales propios al paciente”, se indica en el formulario del MSP

Al día de hoy, el 30% de los ginecólogos realizaron la objeción de conciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.