México: La presión de los ciudadanos impide la legalización del aborto en un estado

infocatolica.com
23.05.2014
bebe_contento
En una decisión sin precedentes en México y por la oposición generada entre los ciudadanos del Estado mexicano de Guerrero, el Congreso local de esta entidad canceló de manera definitiva para esta legislatura la discusión de la ley que permitiría el aborto. Se pretendía despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación, tal y como se ha realizado por ahora sólo en el Distrito Federal.

El pasado 15 de mayo, el Congreso de Guerrero canceló la discusión de la iniciativa del gobernador de esa entidad, Ángel Aguirre Rivero, por medio de la cual se pretendía despenalizar el aborto hasta las 12 semanas de gestación. La iniciativa del gobernador no se incluyó en el orden del día, por lo que no se presentó ni debatió el dictamen, pese a que fue la última sesión del periodo ordinario de sesiones.

En una breve intervención de apenas cuatro minutos,el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Jorge Camacho subió a tribuna a informar en nombre de las Comisiones de Justicia, Salud y Equidad y Género que el acuerdo fue «darse más tiempo», cosa que –en el lenguaje legislativo mexicano–significa mandar la iniciativa al congelador.

El mismo diputado Camacho dijo que «se convocará a consultas respecto a tema y se informará de la agenda de actividades y las bases para los participantes en estos foros públicos». Sin embargo, no se precisaron fechas de participación, lugar, ni estructura de las participaciones o perfil de los participantes, con lo cual los observadores políticos guerrerenses piensan que, por el momento, se le ha dado «carpetazo» al asunto.

Se discutirá, pero nadie sabe cuándo

Las protestas públicas en un Estado larvado por la violencia no se hicieron esperar. Fue tal la magnitud de las mismas que los diputados de Guerrero decidieron suspender el debate sobre el aborto por el riesgo de «polarizar a la sociedad guerrerense». Previamente, diputadas de tres de las formaciones políticas que componen el Congreso local, salieron por separado a informar a grupos que se manifestaban frente a la Cámara de Diputados en Chilpancigo, capital de Guerrero, que el tema no se discutiría en la sesión, pero tampoco se planteó una fecha próxima.

La cancelación del debate se debió a que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), partido de izquierda al cual pertenece el gobernador Aguirre Rivero, no garantizaba la mayoría de votos para aprobar la reforma, aunado a que los demás partidos estuvieron en todo momento en contra de la reforma, por ir en contra del principal y más importante de los derechos de las personas, el derecho a la vida desde su inicio en la gestación.

Si bien el acuerdo de las diversas fracciones legislativas fue de llevar a cabo consultas públicas para conocer las opiniones de los diversos sectores de la sociedad y de especialistas de diversas disciplinas jurídicas y científicas, el tema de la despenalización del aborto quedó, finalmente, en el limbo legislativo, con lo que se propinó una seria derrota a las aspiraciones del PRD de igualar en los estados que gobierna la legislación pro-aborto del Distrito Federal donde ya se ha llevado a cabo más de 120 mil abortos «legales» desde que se despenalizó la práctica hasta las 12 semanas de gestación.

En realidad –según los especialistas en el tema– el proyecto de reforma nunca tuvo posibilidad de ser aprobado, a pesar de que desde las oficinas del gobernador se hizo todo lo posible, incluido, según trascendió, el ofrecimiento de fuentes cantidades de dinero (superiores a un millón de pesos) a los diputados que votarán a favor.

Las mujeres dieron la batalla

La semana anterior, el gobernador Aguirre Rivero había enviado al Congreso un decreto por el que se modifican, reforman y adicionan diversas disposiciones del Código Penal del Estado de Guerrero y de la Ley número 1212 de Salud de la entidad.

María de la Luz Reyes Ríos, presidenta del Colegio de Abogados del Estado de Guerrero AC y María Candelaria Sandoval García, dirigente estatal del Movimiento de Defensa de la Vida, expresaron que en el Estado la mayoría de la población está a favor de que se respete la vida de toda persona desde su inicio en la fecundación y así se demostró a los diputados tanto en las calles, como en contacto personal.

«Las mujeres de Guerrero dimos la batalla al demandar leyes que vayan con la cultura e idiosincrasia de la localidad y sobre todo que nos brinden beneficios y no sólo legislaciones pro-aborto que provocan daños y afectaciones irreversibles en la mujer», dijo María Candelaria Sandoval.

En tanto, la presidenta del Colegio de Abogados del Estado de Guerrero mencionó que el aborto polariza tanto a la sociedad, que incluso los diputados de la fracción del PRD terminaron divididos. Hay diputados y miembros del equipo cercano al gobernador que abiertamente se han manifestado a favor del derecho a la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.