La Justicia británica rechaza trasladar a Alfie Evans al hospital del Vaticano

Un avión medicalizado del Ministerio de Defensa italiano está listo para llevar al niño a Roma

ABC – 25/04/2018

Al ver que el niño era capaz de sobrevivir sin ayuda del respirador, los facultativos decidieron proporcionarle oxígeno y agua

Alfie Evans sigue aferrado a la vida. El niño británico de 23 meses con una enfermedad degenerativa irreversible dejó este martes «boquiabiertos» a los propios médicos cuando consiguió respirar por sí mismo después de que le desconectaran de la máquina de ventilación mecánica a la que ha permanecido enchufado desde diciembre de 2016. Al ver que el niño era capaz de sobrevivir sin ayuda del respirador, los facultativos decidieron proporcionarle oxígeno y agua. Así lo confirmó ayer su padre Tom Evans a la puerta del Hospital Alder Hey de Liverpool, donde se encuentra ingresado.

«Alfie lleva respirando varias horas y no está sufriendo», anunció Tom por la mañana tras explicar que los profesionales que cuidan al niño le habían advertido de que no iba a sobrevivir más allá de unos minutos sin el ventilador. Sin embargo, ante la perplejidad de todos los especialistas, Tom pidió a los médicos en una «larga conversación» de unos 40 minutos que accedieran a proporcionarle «agua y oxigenar su cuerpo» tras demostrar que el pequeño podía mantenerse con vida.

«Me sentí bendecido cuando me dijeron que iban a dárselo», afirmó Tom antes de volver a rogar a la Justicia británica que permita que Alfie sea trasladado al hospital italiano Bambino Gesù para continuar con un tratamiento alternativo o al menos poder llevarlo a casa y «pasar sus últimas horas o días con él».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.