“Encuentros DAV: coloquio de “Mujeres por la Vida”.

hazteoir.org

07.03.2014

El coloquio con tres auténticas “Mujeres por la Vida”-Rocío López, diputada del PP; Cristina López Schlichting, periodista; y Ana Martín Ancel, Dra. neonatóloga-, moderado por Gádor Joya, abre el el VI Encuentro Nacional de Delegados y Voluntarios DAV.

Con el Coloquio ‘Mujeres por la Vida’ ha comenzado esta tarde de viernes el VI Encuentro Nacional de Delegados y Voluntarios de Derecho a Vivir (DAV). La  diputada del PP por Toledo Rocío López González; periodista Cristina López Schlichting, directora del programa de Las Mañanas del Fin de Semana en la Cadena COPE; y la Dra. Ana Martín Ancel, neonatóloga y promotora de la Unidad Neonatal del Hospital Sant Joan de Dèu de Barcelona han participado en este enriquecedor debate, moderado por la Dra. Gádor Joya, portavoz nacional de DAV.

Gádor Joya introducía este foro celebrando la motivación que supone el haber logrado, tras estos intensos años de lucha provida, un vuelco a la opinión pública con el actual rechazo mayoritario al aborto, que ha culminado en la presentación de una reforma legal que, cuando se apruebe, hará retroceder por primera vez en España esta lacra, una norma que por primera vez pone el acento en la defensa del no nacido y de la mujer. Con ello, nuestra portavozagradecía la entrega comprometida de todos los voluntarios de Derecho a Vivir, sin cuyo activismo este histórico logro nunca hubiera sido posible.

A propósito del Día Internacional de la Mujer que se celebra este sábado, Cristina López Schlichting reivindicaba el auténtico feminismo del que se reconoce partícipe, en tanto defiende los verdaderos derechos de la mujer, celebra los logros en sus derechos civiles y denuncia sus violaciones, pero muy alejado “de ese otro cierto feminismo que usa a la mujer y que nada tiene que ver con su realidad, que llega a decir incluso que  la maternidad es obstáculo para su realización social y laboral”.

“La batalla por la vida se ha visto lastrada por este punto”, denunciaba Schlichting, que al mismo tiempo destacaba la paradoja de que la Ley Zapatero de aborto, la ley de plazos, haya sido expuesta por mujeres que no han sido madres (Bibiana Aído, Trinidad Jiménez, María Teresa Fernández de la Vega…), que  se atribuyen falsamente la representación de las mujeres”.  Y es que, recordaba la periodista, “hay una inmensa mayoría de mujeres muy orgullosas de ser madres, escasísimas las que abominan de ello. “La capacidad de dar vida de la mujer debe subrayarse en este día de la mujer”, reclamaba.

Éxitos del movimiento provida

Schlichting destacaba como esta perversa ley de plazos ha dado paso a un gran logro, efecto contrario al que buscaban sus promotores: “la génesis de un nuevo pensamiento provida, que ha pasado de subrayar la parte sangrienta del aborto, a incidir en el tremendo drama que supone para la mujer, con el desarrollo de cuestiones como las del síndrome postaborto (SPA) SPA, y para toda la sociedad”.

Esto,  añadía, es lo que ha permitido despertar las conciencias, “y en una sociedad donde el aborto se consideraba un debate cerrado, ahora se muestra mayoritariamente contraria a la Ley Aído; un vuelco social que ha sido posible gracias a las personas de HO y de otros colectivos provida que, de forma honesta, han incidido en el discurso positivo de quien defiende la vida, de quien apuesta por la vida del niño aunque tenga problema, por el que apuesta por la mujer frente a abocarla al drama del aborto”.

El aborto violenta la Libertad

Schlichting denunciaba igualmente la falta de libertad que genera el aborto: coartando la libertad de expresión –comentaba a este propósito el riesgo de las arristas y profesionales de medios que no pueden manifestar abiertamente su postura provida so pena de perder sus contratos, citando casos como los de Niña  Pastori y Teresa rabal, “que están en la plataforma de Mujeres por la Vida a costa de sus propias carreras: es tremendo que esto ocurra, esto es desigualdad”, denunciaba la periodista.

Rocío López intervenía en este punto para recordar al asalto al Congreso por parte de tres exhibicionistas de la plataforma Femen, del que fue testigo: “fue una actitud indigna, provocadora, portadora de un mensaje incongruente –algo tan dramático como el aborto nunca puede sacralizarse- y carente del mínimo respeto a  la soberanía popular y al debate de los representantes elegidos por el pueblo. Pero sobre todo fue un ejemplo de clara falta de respeto a  la mujer, que no debe convertirse en objeto de nada”. Con ello, la diputada aprovechaba para condenar el “vergonzoso ataque que perpetraron contra el cardenal Rouco, una actitud indigna y un atentado contra la libertad de expresión  y religiosa”, una alusión que merecía el aplauso del público presente.

Maternidad y discriminación

Otro aspecto reseñado en el debate fue el de discriminación que sufre la mujer a causa de su maternidad. La Dra Martín Ancel, que reconocía que como mujer nunca se ha sentido discriminada en su ámbito profesional, lamentaba como esto “sin embargo sí ocurre cuando hablamos de la mujer como madre, desde las contrataciones hasta las dificultades que experimentan para la conciliación, como si no existiera el importante papel que desempeña la mujer en la familia, en cuidado y educación de los hijos”.

Intervenía en este punto López Schlichting para recordar el testimonio recientemente ofrecido en su programa: ”este fin de semana pasado lo hicimos en Canarias, en Santa Cruz; en el programa apareció Thaus, una chica de 30 años que abortó a los 23, y que había sufrido con ello una experiencia muy dramática de SPA;  recientemente quedó de nuevo embarazada de una nueva pareja, que también la abandonó; sola,  buscó información por internet y encontró a Signo de Vida Tenerife, que la ayudó. Al acudir a la seguridad Social a solicitar las ayudas a las que podía tenía derecho, la asistente social el asistente social, en lugar de los apoyos, le ofreció un listado de clínicas para abortar. Quique nació hace 25 días, es un fenómeno. Thais vive en un piso signo de Vida, tiene una asignación y la van a ayudar también a buscar trabajo”.

Ante el aborto eugenésico, hay alternativas

La Dra. Martin Ancel, desde su gran experiencia en la asistencia a prematuros nacidos con graves enfermedades, ha dado un testimonio lleno de fuerza frente al aborto eugenésico.

Partiendo de la errada expresión “incompatible con la vida” -no hay más incompatibilidad con la vida que la muerte-, la doctora Martín Alonso lamentaba “hoy en día nuestra sociedad tiene tal incapacidad de asimilar el dolor o el sufrimiento, que prefiere quitárselo de encima. Pero a estos niños e les puede acompañar en el dolor al igual que al resto de pacientes. Los padres que optan por acoger estas vidas, con todo el dolor que genera esta situación de la enfermedad o discapacidad del hijo, sienten y expresan al mismo tiempo la felicidad que genera el amar en toda la grandeza al otro, sin importar cómo es, solo por ser, y por ser quien es”, afirmaba la experta, que animaba a apostar por la vida y apelaba  mejorar las unidades del dolor y los cuidados paliativos.

El Anteproyecto

Al analizar el anteproyecto, se subrayaron grandes cuestiones pendientes, como un plan de adopción ágil y eficaz y un plan integral de apoyo a la maternidad con dotación presupuestaria.

Desde su propia responsabilidad política, la diputada López valoraba la reforma: “la considero muy positiva.  Yo, que en mi  formación humana aprendí que la vida es valor inviolable, que en mi formación carrera profesional posterior fui descubriendo  todo el entramado jurídico va a favor de la vida, ahora que me desempeño esta vocación política no encuentro nada más bonito para un legislador, para un representante público, que defender la vida, que es dar un sí a la esperanza y al futuro”. “Este anteproyecto es un gran paso hacia adelante: no va a ser la tercera ley del aborto, sino que va a ser una ley l de protección al concebido y a la mujer embarazada”, subrayaba.

Ante la cuestión sobre de qué puede servir esta reforma si luego puede sucederse un cambio al gobierno del signo abortista,  las mujeres por la vida de este coloquio tenían claro en cualquier caso supone una conquista en cualquier caso: primero, porque es la primera vez que el aborto retrocede en Europa –con la salvedad de lo vivido en Polonia-: si esto se aprueba, aunque luego se derogue, será un gran paso adelante, porque queda la constatación legislativa y de un amplio y mayoritario sector social a favor del derecho a la vida”.

Una lucha cívica, una batalla cultural

En este sentido, se incidía en que la batalla por la vida es una batalla cultural: “es una batalla difícil, habrá que ser prudentes, pero hay que plantar esta batalla cultural”, afirmaba Schlichting, que echaba en falta mayor consciencia en el PP sobre “que esto es una batalla de liberación de la mujer, que la opinión pública les apoya en esto”.

“Será además un tiempo que habremos ganado para poder hacer pedagogía; ahí está nuestra responsabilidad: que la gente entienda mejor la aberración que entraña el aborto, más si se le llama “derecho”. Esa es nuestra responsabilidad, el saber hacer útil este tiempo”, refería Gádor Joya.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on google
Share on skype
Share on email
Share on pinterest
Share on pocket
Share on print

Artículos relacionados