El tesoro de la libertad religiosa

El tesoro de la libertad religiosa

El mundo posmoderno acumula cada vez más complejidades, y paradojas, que circulan a la velocidad del rayo cabalgando sobre los medios de comunicación y las redes sociales, dejándonos muchas veces con la perplejidad en la mirada y el atisbo incrédulo por comprender.

Fuente: LaVanguardia.com  Autor: MARÍA-PAZ LÓPEZ

El tesoro de la libertad religiosa

La indignación en Irán por la muerte de Mahsa Amini, llevada a comisaría por la denominada policía de la moral , que juzgó que la joven no llevaba puesto el velo según las reglas de la república islámica, ha desatado protestas reprimidas con virulencia por las autoridades. En desafío público a Ali Jamenei y al presidente Ebrahim Raisi, valientes mujeres se desprenden del velo y se cortan el pelo en la calle, aplaudidas por más hombres de los que al régimen le gustaría ver. Sin cifras oficiales fiables, se estima que hay más de ochenta muertos y dos mil detenidos.

Al tiempo, en Daguestán –república de mayoría musulmana, que forma parte de la Federación Rusa–, valientes mujeres veladas increpan a la policía que va a llevarse a sus hijos, maridos o hermanos dentro de la llamada a filas de 300.000 reservistas decretada por Vladímir Putin para enviar más tropa a la guerra en Ucrania. En los vídeos se las oye encararse con los uniformados y espetarles la verdad desnuda: que no hay patria que defender, porque fue Rusia quien invadió Ucrania, no al revés.

El derecho a la libertad religiosa ampara por igual a las personas religiosas y a las que no lo son, por incluir en su seno la libertad de pensamiento y de conciencia

Podrá argumentarse que los acontecimientos que estos días nos llegan de Irán y Daguestán son muy dispares, solo unidos por las protagonistas, mujeres musulmanas con o sin velo que se rebelan contra la opresión, sea esta religiosa o política, o ambas cosas a la vez.

Pero poner una situación frente a la otra nos evoca el carácter crucial de la libertad religiosa como derecho humano recogido en la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU de 1948. Es quizá uno de los más incomprendidos o sobre el que siente más recelo la sociedad secular, pese a que ampara por igual a las personas religiosas y a las que no lo son, por incluir en su seno la libertad de pensamiento y de conciencia.

Para comprender mejor los retos legales que plantea en el ámbito de la justicia, la empresa, la sociedad y la convivencia entre religiones, se celebró la semana pasada en Córdoba la conferencia Dignidad humana, Derecho y diversidad religiosa: diseñando el futuro de sociedades interculturales , impulsada por el ICLARS (International Consortium for Law and Religion Studies), organización internacional con sede en Milán, fundada en el 2007 y formada sobre todo por académicos y juristas.

En la cita de Córdoba –en la que participé– casi 400 congresistas diseccionaron asuntos como la igualdad pendiente entre mujeres y hombres en las religiones, la presencia de símbolos religiosos, la objeción de conciencia, las prescripciones alimentarias o el bienestar animal. Y debatieron sobre cómo las instituciones internacionales pueden promover una mayor libertad de conciencia en el mundo.

“En el ámbito de la libertad de religión y creencias, son numerosos los desafíos que experimentan las sociedades contemporáneas para poder ser calificadas de verdaderamente inclusivas, pues van en aumento las posiciones radicales de signo religioso o antirreligioso, que miran a quien piensa diferente como a un enemigo real o potencial, y al que, por tanto, hay que combatir o excluir”, alertó Javier Martínez Torrón, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid y presidente del comité organizador, quien al concluir el congreso fue elegido nuevo presidente del ICLARS.

Los titulares de este derecho humano son las personas. No se protege la vigencia o el honor de una religión, sino la libertad de los seres humanos en la materia, su libertad de practicar una religión o de no practicar ninguna.

Comparte este artículo en tus redes sociales.

También te puede interesar:

Artículos relacionados