El Colegio de Médicos de Asturias alienta la objeción de conciencia contra la eutanasia

(Ref lne.es)

El Colegio Oficial de Médicos de Asturias, presidido porLuis Antuña, lamenta que no se le haya escuchado ni consultado en la tramitación de la Ley de eutanasia, que entró en vigor el pasado viernes, y reclama una amplia representación en la Comisión de Garantía y Evaluación, que valorará las solicitudes de los pacientes y que estará formada por médicos y juristas. El órgano colegial quiere que se le reconozca la potestad de elegir al menos a la mitad de los representantes de la profesión. Además, el Colegio de Médicos de Asturias anuncia que actuará en defensa de los intereses de los profesionales que decidan acogerse a su derecho a la objeción de conciencia y que velará por “el estricto cumplimiento de la Ley”, en defensa de los médicos y de los pacientes.

En un comunicado difundido ayer, el Colegio Oficial de Médicos de Asturias sostiene que la tramitación de la Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia se ha llevado adelante sin su participación, pese a que “afecta a la profesión médica de una forma determinante”. Añade que la Ley que acaba de entrar en vigor plantea “interrogantes y cuestiones de ámbito clínico y organizativo asistencial que no han quedado adecuadamente resueltas”.

El Colegio de Médicos de Asturias se posiciona abiertamente, a través de este pronunciamiento, contra la eutanasia y, citando el Código Deontológico profesional, hace constar que “el médico nunca provocará intencionadamente la muerte de ningún paciente, ni siquiera en caso de petición expresa por parte de éste”.

Va más allá incluso, entrando en el campo de los cuidados paliativos, y afirma que “la profesión médica no puede permitir que la causa por la que una persona decida solicitar terminar con su vida sea por la ausencia de apoyo y falta de recursos sociosanitarios”. En último extremo, desde el Colegio recuerdan que “la autonomía del paciente, sustentada en sus propios valores, puede colisionar con los principios de los profesionales en ámbitos tan delicados como es el respeto a la vida” y en esos casos los médicos tienen “derecho a desempeñar su actividad profesional de manera acorde con sus propios valores, lo que implica la posibilidad de acogerse al derecho a la objeción de conciencia”. El órgano colegial señala que “asume su deber de actuar en defensa de los intereses profesionales de los colegiados, así como también de los intereses de los usuarios de los servicios de los mismos”.

El Colegio de Médicos de Asturias apuesta por los cuidados paliativos y, a ese respecto, destaca que “Asturias es una de las comunidades autónomas que han elaborado una Ley puntera y específica sobre derechos y garantías de la dignidad de las personas en el proceso del final de la vida”.

Esa norma, argumenta, reconoce a quienes sufren una “enfermedad grave, irreversible y de pronóstico mortal” el derecho a “los cuidados paliativos, a la atención idónea que prevenga y alivie el dolor y otros síntomas, incluida la sedación paliativa cuando esté médicamente indicada, aunque ello implique un acortamiento de la vida”. Por otro lado, especifica que esa asistencia debe ser “integral, individualizada y continuada” y se debe prestar tanto en el domicilio o lugar de residencia como en el centro o institución sanitaria. Además, debe contemplar el “asesoramiento y apoyo a aquellas personas que estén vinculadas al paciente”.

La Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia, aprobada por el Congreso el pasado 18 de marzo, entró en vigor el pasado viernes. En Asturias, el trámite de audiencia pública previa del decreto de creación de la Comisión de Garantía y Evaluación se cerró el miércoles. Esa Comisión estará integrada por un mínimo de siete miembros y entre ellos habrá necesariamente juristas y profesionales de la enfermería y la medicina. El decreto regula también la puesta en marcha del registro de profesionales sanitarios, tanto médicos como de Enfermería, objetores de conciencia del Servicio de Salud del Principado.

La información sobre la nueva prestación sanitaria ya está disponible en el portal de salud del Principado, donde se pueden descargar los formularios para presentar la solicitud y las reclamaciones. Algunas diócesis católicas ofrecen, en algunos casos, como el de Asturias, a través de sus páginas web, acceso al documento de voluntades anticipadas o testamento vital difundido por la Conferencia Episcopal Española, con el rechazo expreso a la aplicación de la eutanasia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.