El 80% de los objetores son farmacéuticos

image_content_3350691_20150711230647LA RAZÓN.- 13-JUL-2015

No existe un registro oficial de objetores de conciencia al que se puedan adscribir los farmacéuticos que, por conciencia se opongan a dispensar la píldora del día después o una caja de preservativos. A pesar de ello, muchos colegios provinciales son conscientes del problema y, por eso, facilitan a sus colegiados que se puedan presentar como objetores, sobre todo para que, si se da algún problema jurídico como el que ocurre en Andalucía, puedan contar con apoyo.

Desde la Asociación de Farmacéuticos Católicos aseguran que «actualmente sólo en Andalucía y en Aragón es obligatorio tener en la farmacia preparados anticonceptivos (condones) y mecanismos abortivos. En el resto de comunidades autónomas los únicos medicamentos que deben tener por obligación son ciertas dosis de morfina para el tratamiento del dolor oncológico». Y es que fueron los propios farmacéuticos andaluces los que tuvieron que agruparse en torno a la Asociación Nacional en Defensa de la Objeción de Conciencia (Andoc) para poder defender sus derechos ante la llegada de las multas.

Como la que tuvieron que pagar Joaquín Herrera y Luis Melgarejo, cotitulares de una farmacia en Sevilla, cuando se negaron a ofrecer ninguno de los dos productos. Pagaron 3.300 euros que ahora, tras la sentencia que ha dictado el Tribunal Constitucional a su favor, la Administración les tendrá que devolver. En la asociación se han inscrito unos 200 profesionales, de los que «el 80 por ciento son farmacéuticos», explica su portavoz, José Antonio Díez, pero no tiene datos concretos de cuantos objetores existen en cada comunidad autónoma, ya que, en algunas, ni siquiera existe un registro.

LA RAZÓN se ha puesto en contacto con la mayoría de las provincias y ha intentado obtener estos datos, aunque no todos los colegios provinciales están dispuestos a dar el dato o, en muchos casos, no existe un listado de boticarios objetores. Así, lo cierto es que Zaragoza y Andalucía es donde el número de objetores registrados en sus colegios es más elevado. Este dato va ligado a que su norma es más restrictiva que en el resto de España. Mientras que en la zona norte de España, la mayoría de provincias no cuentan con un listado, pero. como apuntan desde Andoc, «eso no significa que no existan objetores, sólo que no tienen la necesidad de inscribirse». En las dos castillas el número también es reducido, sólo 10. Un dato similar al de todo Extremadura, donde hay 11 y en Cataluña, 14.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.