Condenan a 18 meses de cárcel doctor Morín por practicar 11 abortos ilegales

GERMAN GONZÁLEZ – Barcelona 17/06/2016

Carlos Morín, el ginecólogo acusado de realizar abortos ilegales.
Carlos Morín, el ginecólogo acusado de realizar abortos ilegales.

La Sección 6 de la Audiencia de Barcelona ha condenado al doctor Carlos Morín y al psiquiatra Pascual Javier Ramón Mora a 18 meses de prisión por once delitos de abortos ilegales y ha absuelto al resto de los 9 procesados en este juicio. La sentencia considera que Morín “sabía que con la actividad diseñada y organizada por él (exclusivamente) en las clínicas se van a cometer abortos sin cumplir con los requisitos” de la normativa que establece que sólo se puede hacer una interrupción voluntaria del embarazo cuando exista el “riesgo para la salud física o psíquica” de la embarazada a partir de un informe de un psiquiatra, o que el feto sufriera malformaciones, lo que permitía interrupciones voluntarias del embarazo hasta las 22 semanas. En este sentido, detalla que el doctor condenado “sabía que los actos ejecutivos de la acción penal iban a ser realizados por quienes actuarían bajo error de prohibición (los médicos ginecólogos y los médicos anestesistas) y, finalmente y sobre todo, tenía plena capacidad para decidir y ejecutar, en cualquier momento, el cese de la actividad que daba lugar a la comisión de los ilícitos penales”.Por su parte, el tribunal cree que Ramón Mora es culpable ya que “en todos los casos en que se ha afirmado la comisión de un delito de aborto, por inexistencia del dictamen psiquiátrico” este condenado “aparece como psiquiatra firmante en los impresos que pretenden tener los efectos de un dictamen y que se ha considerado acreditado son falsos o simulados”. Además indica que “el psiquiatra firmante sabe que la firma del dictamen y su posterior inclusión en la historia clínica llevarán a la práctica de una interrupción de embarazo fuera de los casos permitidos por la ley”.Morín ha sido condenado a una pena leve cuando en 2013 la Audiencia de Barcelona, aunque otro tribunal, le absolvió de los mismos delitos. La Fiscalía y las acusaciones populares acusaban a 11 personas de presuntamente cometer un centenar de abortos ilegales en sus clínicas Ginemedex, TCB y Barnamedic de Barcelona. Ante la absolución de los 11 procesados las acusaciones recurrieron y el Tribunal Supremo ordenó repetir el juicio que ahora ha acabado con la condena de Morín y un psiquiatra y la exculpación de nuevo de otras 9 personas.

Durante la celebración de este segundo juicio, Morín no estuvo presente la mayoría de sesiones por su estado de salud. Sin embargo, las mujeres que abortaron volvieron a tener que comparecer como testigos después de que el tribunal rechazase la petición de las defensas de los procesados para que no fueran en persona y en su lugar se reproduciera en la sala el DVD de sus comparecencias en el primero de los juicios con el fin de no hacerles volver a pasar por este trance. La Fiscalía, que también rechazó esta propuesta para que las mujeres no acudiesen, pedía más de 300 años de prisión para Morín por presuntamente haber cometido en sus clínicas un centenar de abortos ilegales. A finales de 2012 ya se celebró este juicio que acabó con las absoluciones de los 11 procesados pero el Supremo ordenó su repetición tras estimar que la Audiencia de Barcelona no había tenido en cuenta como prueba el testimonio de los periodistas de una televisión danesa que había hecho un reportaje con cámara oculta en sus clínicas y que fue el origen de la denuncia presentada por E-Cristians que inició todo el procedimiento judicial

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on google
Share on skype
Share on email
Share on pinterest
Share on pocket
Share on print

Artículos relacionados