Celia Villalobos afirma que en el PP no hay sitio para quien diga no al aborto: así frenó la reforma

RELIGIÓN EN LIBERTAD.- 23-FEB-2015

«Lo que no caben en mi partido es personas que dicen no al aborto», sentenció, rotunda, en una entrevista televisiva, la diputada del PP Celia Villalobos, vicepresidenta primera del Congreso de los Diputados y esposa de Pedro Arriola, el máximo asesor de Mariano Rajoy como presidente del Partido.

“Lo que no caben en mi partido es personas que dicen no al aborto, no a las relaciones prematrimoniales, no a las madres solteras, porque todo no cabe”, respondió en el programa «La Sexta Noche», en La Sexta, el sábado 21 de febrero por la noche, frente a las críticas del periodista Eduardo Inda, que denunció el flagrante incumplimiento del PP en esta material.

– ¿Y que les dice a los cientos de miles de personas que no les van a votar a ustedes por haber incumplido flagrantemente el programa? Salvo el retoque cosmético es lo mismo que la Ley Aído – planteó Eduardo Inda.

– No hemos incumplido ningún compromiso. Es lo que nos comprometimos en el programa –respondió Celia Villalobos.

– No, ustedes se comprometieron a derogar la Ley Aído, y la Ley Aído seguirá siendo… – respondió Eduardo Inda.

– Lo que dice el programa -¡ya me encargué yo de que dijera eso y no otra cosa!- es que en el caso de los menores… -que es lo que hemos hecho- y que se tomarán medidas para la protección de las familias… Porque lo que no caben en mi partido es personas que dicen no al aborto, no a las relaciones prematrimoniales, no a las madres solteras, porque todo no cabe.

Eduardo Inda hizo preguntas incómodas a Celia Villalobos y ella dijo que el PP cumplía el programa sobre el aborto, sin recordar la frase «cambiar el modelo» o «reforzar la protección del derecho a la vida»

– ¿Por qué recurrieron entonces la Ley Aído al Tribunal Constitucional? –preguntó Inda.

– Yo no lo firmé. Determinados diputados de mi grupo hicieron lo que hicieron.

De lo que estamos hablando es del programa electoral. Y hemos cumplido. José María Aznar fue presidente del Gobierno de este país durante 8 años. Y no derogó la ley, la mantuvo como estaba.

– Pero era una ley de supuestos, no de plazos -distingue Inda.

– Pero es que esta ley [la ley Aído de Zapatero] es mucho más protectora que la anterior. Y se producen menos abortos con esta que con la anterior.

– No, no, se ha disparado el número de abortos. Está faltando al verdad, está mintiendo – denunció el periodista. [En realidad, depende de si se cuentan abortos en números absolutos -un ligero descenso- o si se cuentan mujeres que abortan sobre tasa de mujeres en edad fértil -un aumento-].

La causa de parar la reforma: el lobby abortista

Minutos antes, también el periodista Hilario Pino planteaba el tema:

– ¿Se retiró esta ley [la reforma del aborto de Gallardón] por el coste electoral que pudiera tener para el Partido Popular?

– No, esa es otra leyenda. Cuando a un dirigente del partido le niegan algo, se dice «es que Arriola se ha opuesto». Es muy fácil. Como Arrriola no habla nunca… – responde ella refiriéndose a su marido, asesor de Rajoy como presidente del partido.

Según admite la política abortista, Rajoy no aceptó la ley del aborto por miedo a los votantes, ni por consejos de Arriola, sino porque le convenció el lobby abortista en el PP.

– Había tensiones internas en el Partido –explica la política abortista. – No sólo yo, yo doy la cara; hay otros, compañeros y compañeras del partido, que no dieron la cara porque no necesitaban votar, pero se lo dijeron al Presidente. Hablo de presidentes de Parlamentos, presidentes de comunidades autónomas, alcaldes… gente con un peso específico en el partido que no compartían lo que el entonces ministro Gallardón estaba planteando. Y esas fueron las razones por las que la ley no ha prosperado.

– ¿Y por qué no se retiró antes? – pregunta Hilario Pino.

– Eso ya… Yo ni estoy en el Gobierno ni soy el presidente del Gobierno.

Hilario Pino luego pregunta por la mini-reforma y ella responde:

– Eso es lo que decía nuestro programa. Nunca el Partido Popular dijo que iba a cambiar radicalmente la ley anterior, la ley de Zapatero. Lo que decía es que iba a proteger mejor dos cosas: a los menores y a las familias.

Sigue Villalobos: – De hecho se ha presentado la ley de las familias por parte del ministerio de Sanidad y Asuntos sociales y el grupo parlamentario ha presentado lo que es completar… La ley de plazos va a seguir existiendo no se cambia para nada.

Y añade: – Lo que no tiene sentido es que la menor pueda votar con 18 años y para otras cosas con 16 va sobrada y con 13 para acostarte y con 14 para casarte. Eso es un poco loco. Lo que entiendo y también se contempla es que en el caso de que haya una violación (que también se producen) no es la familia la que tiene que autorizar ese aborto.

Ella dice tener “miedo a no saber explicarle a nuestros votantes lo que hemos hecho y por qué lo hemos hecho, en razón de qué y por qué necesitamos consolidar lo que se ha iniciado este año en otra legislatura más”. Aunque en ese momento habla de economía, sin duda es aplicable a políticas de vida y familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.