«Uno de nosotros» pelea por llevar el derecho a la vida a toda Europa

Abc.es
30/09/2013
La iniciativa ciudadana supera el millón de firmas y apura sus últimas semanas para recoger más apoyos
firmas-europa-aborto--644x362La campaña «Uno de nosotros», que impulsa el eurodiputado Mayor Oreja, supera ya el mínimo exigido para presentar una iniciativa legislativa que proteja al embrión humano en la UE
La iniciativa ciudadana «Uno de nosotros» ha logrado 1.157.835 firmas en toda Europa «a favor de la vida y en contra de la cultura de la muerte», lo que le permitirá presentar ante el Parlamento Europeo la propuesta de una legislación que acabe con la financiación pública de las investigaciones con embriones y programas de cooperación que practiquen el aborto. Durante octubre todavía se puede firmar, accediendo a la página web de la plataforma (www.oneofus.eu).

Todo comenzó el 18 de octubre de 2011, cuando una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea reconocía el respeto que merece la dignidad humana desde el momento de la concepción. En ella se rechazaban las patentes científicas que necesitan la destrucción previa de embriones humanos o su utilización como materia prima, por violar «la protección debida a la dignidad humana». En definitiva, el Tribunal reconocía que debe considerarse una vida humana todo óvulo fecundado y, en consecuencia, ningún método que implique su destrucción puede ser patentado.

Fue a raíz de esta decisión cuando las organizaciones provida de toda Europa lanzaron la Iniciativa Ciudadana Europea «One of us» —«Uno de nosotros»—, que pretende «obtener el compromiso de la UE en todos estos campos de no consentir ni financiar acciones que presupongan o favorezcan la destrucción de embriones humanos, así como de establecer los instrumentos adecuados de control sobre la utilización de los fondos concedidos con la finalidad de garantizar que estos no son empleados para atentar contra la vida humana», según indican desde la plataforma.

El eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja es una de las personas que más se han volcado con una iniciativa que considera esencial: «En estos asuntos, la acción de políticos y medios de comunicación no es suficiente, hace falta sumar a las organizaciones sociales, las universidades, los científicos…».

El político se declara satisfecho con el número de firmas recogidas, ya que «sólo dos» iniciativas ciudadanas de este tipo han logrado superar el millón de apoyos; «las otras ni se acercaron», aclara. Sin embargo, cree que es necesario «equilibrar más el mapa», en referencia a los países donde no se ha logrado el mínimo de firmas, aunque 13 de los 28 lo han superado.

Debate cultural
Sobre lo que puedan conseguir —el 1 de noviembre han de presentar las firmas ante el Parlamento Europeo—, Mayor Oreja distingue dos escenarios: «Uno será el de la propia iniciativa y lo que ella logre. Pero a mediados de noviembre se ha convocado en Polonia a los coordinadores de todas las asociaciones provida europeas para crear un movimiento europeo en defensa de la vida».

El que fuera ministro de Interior explica que «el relativismo es el gran problema porque cambia el derecho a la vida por el del aborto». Y en esa lucha, Mayor Oreja entiende que éste ha de ser «combatido desde todas las naciones pero también de forma universal». Una idea que le lleva a ambicionar un diálogo con el continente americano, donde «se están esforzando más que aquí en estos asuntos».

«El gran debate cultural que nos espera en la próxima década no girará en torno a los tipos de interés, sino que lo hará sobre estos temas. La crisis va a hacer que nos lo cuestionemos todo», sentencia Mayor Oreja. A ello añade que la campaña es apoyada por «intelectuales de gran magnitud» y destaca que la ciencia ha terminado por «dar la razón» a quienes se negaban a investigar con embriones humanos o células madre. «La ciencia afianza cada día más las posiciones consideradas como conservadoras, en lugar de continuar con los lugares comunes del progresismo. Y es que no hace falta destruir embriones para lograr avances científicos», afirma.

Ley del aborto
En cuanto a la reforma de la ley del aborto española, que previsiblemente será aprobada en octubre, el eurodiputado confía en que los supuestos que permitan la interrupción del embarazo sean «serios y rigurosos», y valora la medida como algo que va «en sintonía» con este movimiento europeo. «En política, los pasos hay que darlos uno a uno para aspirar al aborto cero. Lo más importante es que la sociedad tome conciencia y se sensibilice con este tema», concluye.
Para que una Iniciativa Ciudadana Europea pueda llegar al Parlamento Europeo, se necesitan un millón de firmas. En función de la población, a cada país se le atribuye un mínimo legal y, de los 28 Estados miembros, al menos 7 han de superarlo. «Uno de nosotros» ha logrado que trece países hayan sobrepasado ese mínimo exigido, y que algunos lo hayan hecho con una enorme amplitud. Italia, que tenía que llegar a las 54.750 firmas, ha alcanzado casi las 410.000. Polonia, con un límite de 38.250, ha logrado 178.760. Le sigue Rumanía, con 80.717 apoyos, a pesar de que tenía que conseguir 24.750. Hungría, que de 16.500 firmas ha logrado 49.490. Después está Eslovaquia, en quinta posición tras lograr 22.234 firmas en lugar de las 9.750 exigidas legalmente. Austria se colocaría a continuación, con 31.079 firmas, aunque su mínimo legal estaba en 14.250. Nuestro país se sitúa en séptima posición, con un mínimo legal de 40.500 firmas que se ha visto superado, alcanzando las 67.511. Sigue Francia, que en lugar de 55.500 ha logrado 90.793 apoyos. Por su parte, Alemania ha marcado un máximo de 103.606 firmas, en lugar de las 74.250 que tenía como límite legal. Malta, el último en incorporarse a la lista de países que han superado los mínimos, pasó de las 4.500 a 5.994 firmas. Holanda tenía que alcanzar 19.500 apoyos y ha terminado por lograr 24.438. El penúltimo, Lituania, sobrepasó las 9.000 estipuladas en 1.142 firmas más. Y cierra la lista Portugal, con 17.245 en lugar de las 16.500 que se demandaban.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.