Trece años con el síndrome postaborto

Victoria Robinson

(Ref religionenlibertad.com)

Desde que abortó a su tercer hijo, Victoria Robinson vivió una situación de culpa, angustia y vergüenza cuya causa solo identificó al quedar embarazada del cuarto. El perdón de Dios le devolvió la paz, y desde entonces dirige tres centros de embarazo de Save the Storks para ayudar a madres que pueden estar pensando abortar.

Artículos relacionados

Magnífica y mejorable
Aborto

Magnífica y mejorable

Ayer la Corte Suprema de Estados Unidos anuló la sentencia «Roe vs. Wade». Es una noticia magnífica y mejorable. No prohíbe el aborto, como se

Leer más »