Revuelo en Francia: el presidente de los ginecólogos aplica al aborto la palabra «homicidio»