Piden mantener vivo al paciente terminal símbolo de la eutanasia en Francia

ABC.- 8-OCT-2015

vincent-lambert--644x362La representante del Ministerio Público ante el Tribunal Administrativo de Châlons-en-Champagne, en el este de Francia, se pronunció ayer a favor de mantener con vida a Vincent Lambert, un paciente en estado terminal desde hace 8 años que se ha convertido en un símbolo de la lucha por la eutanasia en el país.

Los jueces estudiaron ayer el requerimiento impuesto por un sobrino del paciente, que pedía que se aplicara la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de junio pasado en la que ordenaba lanzar el procedimiento de fin de vida del paciente.

Una decisión que no fue aplicada por los médicos del Hospital Universitario de Reims, donde se encuentra el paciente, con el argumento de que «no se cumplen las condiciones de serenidad y seguridad» precisas.

El caso de Vincent Lambert cristaliza el debate sobre la legalización de la eutanasia en Francia. En coma profundo desde que el 29 de septiembre de 2008 sufriera un accidente de moto, este enfermero psiquiátrico de 39 años tiene su vida unida a las decisiones de los tribunales, a los que acuden, de forma contradictoria, dos partes de su familia.

Familia enfrentada
De un lado su esposa y la mayor parte de sus sobrinos, que se aferran a sus deseos, mostrados en vida, de no vivir artificialmente. Por el otro sus padres, que creen que su hijo debe ser mantenido con vida pese a que no emite ningún signo externo de consciencia.

La batalla judicial entre ambas facciones de la familia pareció llegar a su fin cuando el Tribunal de Estrasburgo se pronunció a favor de la decisión del equipo médico que trataba a Lambert de desconectarle de la vida.

Pero, entre tanto, el equipo facultativo cambió y los nuevos doctores, tras expresar inicialmente su intención de aplicar la sentencia de Estrasburgo, dieron marcha atrás. Pidieron entonces que se lance un nuevo proceso de estudio del estado del paciente, lo que supuso comenzar de cero.

Ante esa decisión, el sobrino del paciente interpuso una demanda que fue estudiada ayer, exactamente ocho años después del accidente que postró para siempre a Vincent Lambert en una cama de hospital.

Tras escuchar a los abogados de las partes y la opinión del Ministerio fiscal, los jueces de Châlons-en-Champagne dejaron el caso visto para sentencia, que será pronunciada dentro de dos o tres semanas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.