Los médicos estallan ante el caos de urgencias en los hospitales de la provincia de Cádiz

urgencias-cadiz--644x362CÁDIZ.- 31-ENE-2015

Los médicos han estallado ante el caos y la saturación que se vive desde primeros de mes en los hospitales públicos de la provincia. Sostienen que no es un problema puntual sino una situación crónica que afecta también a otras áreas. El Colegio de Médicos de Cádiz, a través de un comunicado, aclara que «si bien es cierto que se puede hablar de una elevada demanda de los servicios sanitarios por parte de los ciudadanos en determinados momentos, la presión asistencial no es exclusiva ni responde solo a circunstancias excepcionales».

En este sentido destacan que las carencias sanitarias de verano no son solo estacionales, es decir, los problemas asistenciales que viven los hospitales gaditanos son consecuencia de un problema sistémico y en muchos casos crónico que abarca a la totalidad de los servicios de salud. La consecuencia principal de esta situación es el deterioro de la calidad asistencial que soportan profesionales y pacientes a pesar de que sus causas son ajenas tanto a unos como a otros. En opinión del Colegio Médico, «la insuficiencia de recursos y medios se pretende atajar con refuerzos, que siempre y por definición resultan tardíos pues los problemas de salud son inaplazables».

Los facultativos entienden que «la dotación de plantillas de profesionales sanitarios en los centros debería responder a un cálculo riguroso de necesidades y una correcta distribución de los recursos existentes, sin olvidar que estos son limitados». Según el Colegio, el problema de las urgencias, que se quiere hacer ver desde las administraciones sanitarias como coyuntural, resulta también de la concentración y la saturación del primer nivel asistencial como es la atención primaria.

Se corre el riesgo, por tanto, de extender la percepción de los usuarios de que los problemas del sistema de salud son irresolubles e irreversibles cuando no es así. A juicio de esta institución, «la solución a sus problemas debe venir de la mano de actuaciones sincronizadas provenientes de la aportación de una política sanitaria determinada por la participación autorizada de los principales actores, profesionales y usuarios, Colegios y Sociedades Profesionales, organizaciones de pacientes, agentes sociales, etcétera».

Ante la actual situación, el Colegio de Médicos quiere recordar que el médico está obligado en su actuación profesional por un principio de responsabilidad en el trato con el paciente, por lo que anima a los profesionales de la salud a comunicar por escrito a su centro y dejar así constancia expresa de cualquier carencia derivada de las políticas de recortes que pudiera desembocar en deficiencias en la calidad de la asistencia debida y que se contradigan con los preceptos deontológicos que deben regir en todo momento su ejercicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.