Los 118.359 abortos equivalen al 72% de la población perdida en el último año en España.

abc.es
26/06/2013
Derecho a Vivir iniste en que el fin del aborto es crucial para combatir con garantías la debacle demográfica española.
Fotolia_37398085_Subscription_Monthly_M--478x270
Por primera vez en más de 40 años, la población española se ha reducido, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, con una caída de 162.390 personas menos a 1 de enero de 2013. No sólo España pierde masa demográfica, sino que además se ha envejecido y, por tanto, las tasas de dependencia se están disparando.

Al tiempo, España es el único país de la Unión Europea que muestra una tendencia creciente en el número de abortos. Según los últimos datos oficiales del Ministerio de Sanidad, en 2011 crecieron un 4,8% con respecto a 2010, alcanzándose la cifra de 118.359.

«Este número de abortos es equivalente al 72% de la pérdida de población reseñada por el INE en 2012. Por lo tanto, el fin del aborto es un instrumento crucial para asegurar el futuro de nuestra nación y el sostenimiento del estado de bienestar. Cada día mueren en España unos 300 niños a causa del aborto. Queremos ya una ley de aborto cero, señor Rajoy», ha declarado Gádor Joya, de Derecho a Vivir.

Además, España es el cuarto peor país en número de nacimientos, con una reducción en cuatro años del 12,8% y el indicador coyuntural de fecundidad —el número de hijos que tendría cada mujer a lo largo de su vida si se mantuviera en la población la misma intensidad en la fecundidad que la observada en ese año— ha descendido un 1,32%, dos décimas con respecto al año pasado.

Al desplome abrupto de la natalidad se suma un incremento del consumo de píldoras abortivas; un descenso en el número de inmigrantes y el descenso de la fecundidad entre 2011 y 2012 entre ellas —de 1,58 a 1,54 hijos por mujer—; que cada año hay menos mujeres en edad fértil por culpa de la crisis de natalidad iniciada en los 80; y que a día de hoy hay un 30% menos de jóvenes que hace quince años y 710.000 mujeres menos con edades comprendidas entre los 15 y los 49 años que en el año 2002.

«A día de hoy no es posible en nuestro país el reemplazo generacional con cifras como 2,1 hijos por mujer. El aborto supone matar a más de la mitad de los niños que faltan», ha valorado la doctora.

La debacle demográfica se completa con el número de fallecimientos en 2012, año que murieron en España 405.615 personas, un 4,6% más que en el año anterior y logrando el mayor incremento anual de la década. Mientras, eso sí, la esperanza de vida experimentó un ligero descenso respecto al año anterior: 82,2 años (79,3 años para los varones y en mujeres los 85).

«En ciudades como Zamora, Lugo u Orense, por cada persona que nace mueren dos. El Estado dedica uno de cada nueve euros a las pensiones y en este escenario de envejecimiento se han practicado 1,5 millones de abortos desde 1985. Ante una situación tan grave confirmada por los alarmantes indicadores demográficos oficiales, insistimos en instar a Mariano Rajoy a que derogue ya la ley del aborto de 2010 y presente una norma de aborto cero y articule las medidas necesarias de apoyo a la maternidad porque la mayoría de las mujeres no abortarían de no verse abocadas al abandono y presionadas por la sociedad», ha concluido.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on google
Share on skype
Share on email
Share on pinterest
Share on pocket
Share on print

Artículos relacionados