Las cinco prácticas que los médicos más rechazan por ética

REDACCIÓN MÉDICA.- 24-SEP-2015

1(130)El aborto y la atención a los emigrantes están entre las actividades que más afectan a los profesionales sanitarios

Las convicciones de un médico pueden eximirle de algunas de sus actividades en el hospital. Aunque no todos los profesionales cuentan con los mismos impedimentos morales, sí hay puntos comunes, como ha explicado Andrés Santiago, miembro del Comité de Ética para la Asistencia Sanitaria del Hospital Clínico San Carlos, en el taller ‘La objeción de conciencia en Medicina’, en el marco de la VIII edición del Congreso de Estudiantes de Medicina, organizado por el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM).

“Las principales objeciones de conciencias de los médicos en España están relacionados con el aborto y la atención a los Testigos de Jehová. En ambos casos, existen posturas morales sobre la prestación o no del servicio”, apunta Santiago. Sin embargo, aunque un médico considere que algunos casos atenten contra sus principios morales, hay normas que debe cumplir. “Primero debe anunciarlo por escrito y con un tiempo de antelación, pero incluso cumpliendo estos requisitos, no deberán negar sus servicios en el caso de una urgencia”, precisa el especialista en Medicina Legal y Forense.

Otras de las objeciones más comunes que se presentan son “la limitación de esfuerzo terapéutico, las instrucciones previas y la atención a los inmigrantes, habiendo quienes los han atendido incluso cuando no lo establecía la ley”, agrega Santiago. Por su parte, el MIR en Medicina Legal, Enrique Olivares, ha precisado que “esta tendencia es cada vez menos común, especialmente entre los jóvenes, quienes han crecido en una sociedad más abierta y tolerante”.

Para Olivares, “el sistema paternalista de la sanidad ha ido desapareciendo”, dando paso a una estructura más horizontal. El mismo modelo que se ha buscado impulsar dentro de las aulas, “donde hemos intentado dotarles de los instrumentos docentes y prácticos para que conozcan esta situación y sean capaces de ofrecer vías alternativas en cada una de las situaciones, pero nunca rechazando el apoyo a los pacientes”, precisa Santiago.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.