La Fiscalía recurre al TS la absolución de Morín en los abortos ilegales

Diario Médico.-La Fiscalía de Barcelona ha presentado el recurso de casación ante el Tribunal Supremo contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona, que absolvió al ginecólogo Carlos Morín y a diez imputados más del delito de practicar 89 abortos, algunos de ellos por encima de las 30 semanas de gestación. La absolución de la Audiencia se fundamentó en que los abortos que se practicaron contaron con el consentimiento de la mujeres.Según fuentes de la fiscalía, los argumentos de su recurso insisten en el carácter delictivo de las interrupciones practicadas, en distintos grados de responsabilidad para cada uno de los once imputados. El órgano judicial solicitó 273 años de cárcel para el conjunto de los imputados.

Centro Tomás Moro
También recurrirá la sentencia de la Audiencia el Centro Jurídico Tomás Moro, que se personó en el juicio como acusación particular. Javier María Pérez-Roldán, presidente y abogado de la institución recurrente, apunta a una de las cuestiones más controvertidas de la resolución de la Audiencia, que es la praxis médica que acompañó la valoración psiquiátrica de las gestantes que, superando el límite de gestación legal para abortar (según la ley vigente, la de supuestos de 1985), se ampararon en el trastorno psicológico.
El Colegio de Barcelona no va a recurrir el fallo de la Audiencia y afirma que el Supremo ya le dio la razón sobre la buena praxis en informes psiquiátricos

Algunas de estas mujeres reconocieron en el juicio no haber pasado ninguna entrevista personal con el psiquiatra, lo que la Audiencia no estimó constitutivo de un hecho delictivo. Esto fue así, a pesar de la valoración que como testigos realizaron Jaume Padrós y Miguel Bruguera, del Colegio de Médicos de Barcelona, personado en el juicio como acusación particular.

En declaraciones a Diario Médico, Jaume Padrós, vicepresidente del colegio, afirmó que ellos no han recurrido la absolución, aunque reconocen no estar de acuerdo en cómo se hicieron los informes de los psiquiatras.
Sin embargo, destaca que la sentencia reconoció la buena praxis del resto de los médicos que participaron en los abortos, algo que el colegio también defendía, pues sólo se querelló contra Carlos Morín y los dos psiquiatras.

Además, Padrós dice estar tranquilo respecto a la buena praxis en Psiquiatría, pues «el Supremo ya se refirió a ello en una sentencia». El alto tribunal se pronunció sobre el asunto en abril de 1998.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.