La Clínica Dator, pionera del negocio del aborto privado en España, en concurso de acreedores

clinica dator

La empresa Partner Line, que gestiona el centro, está en situación crítica

El número de abortos registró en 2014 su tercera bajada consecutiva

EL MUNDO | EUROPA PRESS

El Mundo 30/01/201612:29

Fue pionera en la cuestión del aborto en España en una época en la que no era fácil serlo. Corría el año 1986, el Gobierno de Felipe González acababa de despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo y la Clínica Dator fue el primer centro privado en obtener el permiso para realizar este tipo de intervenciones. Muchos años -y polémicas, ataques, anticonceptivos y abortos- después, la empresa que gestiona este simbólico centro situado en Madrid se encuentra al borde de la quiebra, en concurso de acreedores.

Partner Line, la matriz en cuestión, cuenta desde el pasado mayo de 2015 con un administrador nombrado por el Juzgado de lo Mercantil número 7 de Madrid, según recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press que esta sociedad permanece actualmente en esta situación y que la administración concursal está tramitando un convenio con los acreedores. Desde la Clínica Dator se remiten a los documentos oficiales sin aportar información alguna.

Según adelantó Actuall el pasado 31 de diciembre, la empresa se encuentra en quiebra técnica. A finales de 2014, el patrimonio neto negativo superaba los dos millones de euros, concretamente -2.177.597 euros, tal y como indica el último balance publicado en el Boletín Oficial del Registro Mercantil, consultado por Europa Press.

Así, con 890.130 euros de activo corriente, Partner Line debía afrontar durante 2015 una deuda exigible a corto plazo de 3.427.073,6 euros, tal y como figura el citado informe facilitado por Infoempresa.com. En cuanto a la deuda a largo plazo o pasivo no corriente, esta empresa tiene que hacer frente a 868.005 euros y cuenta con un activo no corriente –inmuebles, bienes o derechos–, de 1.227.351 euros.

En su página web no hay rastro que haga pensar en su crítica situación. En su cabecera siguen presumiendo de ser un referente médico y científico en materia de aborto. Sin embargo, la realidad dice que el número de interrupciones voluntarias del embarazo disminuye cada año en España.

En 2014 se practicaron un total de 94.796 intervenciones de este tipo, según datos del Ministerio de Sanidad. Fue el tercer año consecutivo de caídas y la cifra más baja desde 2005, cuando se registraron 91.664 interrupciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on google
Share on skype
Share on email
Share on pinterest
Share on pocket
Share on print

Artículos relacionados