La cifra de abortos practicados en Córdoba cae un 38% en una década

DIARIO CÓRDOBA – 29/04/2019

La sanidad pública deriva los casos de menos de catorce semanas a un centro concertado privado. Según los últimos datos oficiales, se registran al año en torno a 1.100 interrupciones de embarazo

Foto de archivo de los preparativos previos a un aborto en una clínica privada. – CÓRDOBA

El próximo 5 de julio se cumplirán nueve años de la entrada en vigor en España de la ley del aborto, una norma que vino a despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo durante las primeras 14 semanas de gestación, actualizando así la ley de supuestos de 1985. Esta ley, que suprimió como requisito obligatorio el consentimiento de los padres para las mujeres de 16 y 17 años que solicitaran abortar, contó con el rechazo del PP, que elevó el texto al Constitucional, pendiente aún de pronunciamiento.

Pero ¿qué ha pasado desde entonces? Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, la cifra de abortos descendió en Córdoba un 38%, pasando de 1.658 interrupciones voluntarias de embarazo en el 2007 a 1.199 en el 2017. El número de casos ha ido descendiendo en estos años de forma constante hasta estancarse en el 2016. La tendencia a la baja ha sido generalizada si bien en Andalucía el descenso medio experimentado en la última década ha sido más moderado, situándose en el 15%.

El descenso es especialmente significativo entre las chicas más jóvenes. Si en el 2007 se registraron 11 abortos en menores de 15 años y 320 en mujeres de 15 a 19, diez años después se contabilizaron 5 casos en menores de 15 años y 158 en el tramo de edad de 15 a 19. Parece que el temor que despertó la ley de que se produjera una avalancha de jóvenes animadas a abortar al no tener que contar con permiso de los progenitores no tenía razón de ser.

CON HIJOS / De las 1.199 mujeres que abortaron en el 2017, la mayoría, un total de 700, tenían ya algún hijo. De hecho, 148 tenían tres, cuatro, cinco o más hijos cuando decidieron abortar. En la gran mayoría de los casos, las mujeres optaron por el aborto después de que se produjera un fallo en los métodos anticonceptivos utilizados. Solo 389 de las 1.199 no utilizaba algún método contraceptivo. El resto empleó principalmente métodos hormonales y métodos barrera (preservativos, diafragma…) que no fueron eficaces para evitar el embarazo no deseado. La estadística refleja que la gran mayoría de los casos, 1.061, se produce a petición de la mujer, frente a 52 que tienen lugar por el grave riesgo para la vida o la salud de la embrazada, 83 por riesgo de graves anomalías en el feto y 3 por anomalías fetales incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave o incurable del no nacido.

En Córdoba, según la información facilitada, no se realizan interrupciones voluntarias del embarazo en los hospitales públicos sino que se derivan a un centro concertado privado.

Al parecer, en Córdoba, como en otras provincias, no hay ginecólogos dispuestos a practicar abortos porque existe un 100% de objeción de conciencia, según las fuentes consultadas (no confirmadas ni desmentidas por fuentes oficiales), por lo que las intervenciones que se realizan de este tipo exigen que acudan médicos de otras localidades, principalmente, de Málaga.

¿Y AHORA QUÉ? / Está por ver qué pasa con la regulación del aborto en los próximos años. Todo dependerá de los resultados electorales. En sus programas, algunos partidos han pasado de puntillas por el tema, otros han preferido hablar de la defensa de la familia y la maternidad, las formaciones de izquierdas defienden el acceso libre a la maternidad, lo que implicaría no dar pasos atrás en la ley que está en vigor actualmente, mientras otros como Vox han reclamado abiertamente en su programa que la sanidad pública suprima las intervenciones quirúrgicas ajenas a la salud, como el aborto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.