Conclusiones de la mesa redonda, organizada por ANDOC «Diagnóstico prenatal: entre la medicina y la eugenésia».

La actual ley del aborto ignora el convenio de Naciones Unidas sobre derechos de las personas con discapacidad-
Esta fue una de las conclusiones, unánimemente compartida, por los expertos que intervinieron en la Mesa-redonda sobre ““Diagnóstico prenatal: entre la Medicina y la eugenesia”, celebrada ayer tarde en la sede de la ONCE de Granada, y organizada la Asociación para la Defensa del Derecho a la Objeción de conciencia (ANDOC).
En la mesa participaron la Dra. Rosa Sabatel, ginecólogo y miembro de la R.A. de Medicina, D. Torcuato Recover, miembro del Comité Ejecutivo de CERMI y Presidente de AEDIS y D. Javier Ruiz Bursón, Profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Sevilla.

María Dolores: Presidenta de la Asociación Nacional para la Objeción de Conciencia que ha organizado esta mesa redonda.

La Dra. Sabatel habló de la finalidad médica y curativa del diagnóstico prenatal, de las pruebas y de los riesgos que entrañan, tanto para la madre como para el hijo, y de la necesidad por parte del médico de facilitar una información real, veraz, completa y comprensible, extremo que en muchos casos no se está cumpliendo. Se refirió a las tres fases de la prevención: una primaria, anterior incluso al embarazo; un nivel secundario: si se detectan defectos congénitos, algunos –aún pocos- pueden ser tratados con tratamientos intraútero, para encontrase en mejor situación cuando nazca el niño; y por último, una fase terciaria; tras del diagnóstico, que oriente debidamente a padres no sólo para que acepten, sino también asuman la posible discapacidad.
D. Torcuato Recover estructuró su intervención sobre un eje central: “Hemos de defender el derecho de la sociedad a integrar a las personas discapacitadas” ;“una sociedad viva es aquella que es capaz de integrar a personas diferentes”.
La actual ley del aborto –subrayó- es una ley hipócrita, que extiende “cortinas de humo” para ignorar el derecho fundamental a la vida que tienen, como todos los seres humanos, las personas con discapacidad. Tanto Recover como el Prof. Ruiz Burson enfatizaron en que el tratamiento legal vigente del supuesto eugenésico de aborto, vulnera el Convenio de Naciones Unidas sobre derechos de los discapacitados de 2006, ratificado por España, como, por otro lado, ya advirtió al Gobierno español el Comité de Seguimiento de la ONU en octubre de 2011.
Los dos últimos ponentes insistieron en la ambigüedad de términos que la ley emplea en este punto: como “riesgo” de anomalías”, enfermedad “grave e incurable”, que constituyen una auténtica “patente de corso” para justificar la eliminación de miles de vidas de personas no sólo de niños con posibles taras genéticas, sino también con defectos morfológicos como “pie zambo” o “labio leporino”.
En la actualidad, según entidades representantes de Síndrome de Down, en torno al 95% de los diagnósticos de ese tipo de malformaciones acaban en el aborto.
La nueva legislación, concluyeron, debería eliminar por completo el supuesto eugenésico, para ser respetuosa con el sentido de la jurisprudencia constitucional y cumplir el compromiso de nuestro país para la eliminación de cualquier tipo de discriminación por razones genéticas o de enfermedad.

Fuente: ANDOC. www.andoc.es info@andoc.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.