Jornada Anual AEBI: «Morir con dignidad»

ANDOC – 24/10/2018

Eva María Martín (Presidenta de ANDOC y miembro de AEBI) y Luis Miguel Pastor (Presidente de AEBI y Catedrático de Biología Celular) en la Jornada Anual de AEBI

El pasado 19 de octubre de 2018 tuvo lugar la Jornada Anual de AEBI en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Rey Juan Carlos, de Madrid.

Estuvimos representados por Eva María Martín, Presidenta de ANDOC y miembro de AEBI.

En la Jornada intervinieron, Ignacio Sánchez Cámara con su ponencia «El valor de la vida terminal»; la dimensión clave para hablar del valor de la vida terminal es la dignidad del hombre, valor sobre cuyo contenido y significado no hay un acuerdo unánime.  No confundir la dignidad con la autonomía, no depende de un estado concreto en que se encuentre.

En su ponencia nos encontramos con cuestiones entre las que destacamos «¿Puede estar condicionada la dignidad o el grado en que se respeta por alguna situación o condición de la persona? No, la dignidad es absoluta e incondicionada. Cuando analizamos la vida en situación terminal, ¿deben ser el dolor o sufrimiento los únicos factores para tener en cuenta?¿Es todo negativo en el dolor? Es un mal que debemos paliar pero en sí mismo produce cosas buenas.

Toda vida es digna aunque sea doliente y carezca de autonomía, como sucede con una enfermedad terminal y/o invalidante

También intervino José Miguel Serrano Ruiz-Calderón que nos habló sobre «¿Existe el derecho a morir?». De su intervención destacamos el hecho de que hay que interpretar lo que está sucediendo. ¿Por qué vamos a considerar legal este «derecho» cuando hasta ahora mismo no lo es ni entre nosotros, ni en la inmensa mayoría del mundo? El derecho a morir o a que te maten es contradictorio al derecho. Es un derecho para muchos que piden pocos. En los últimos años hay un eclipse de la muerte que supone que vivimos en una continua adolescencia y la decadencia es una situación incómoda; disfrutar sin sufrir, tenemos que vivir en cualquier situación. Esa es la vida civilizada. El cuidado a los ancianos es civilización humana.

Se reclama la capacidad de acabar con vidas humanas que no cumplen las condiciones de vida feliz y eso es falso, no se puede vivir sin sufrimiento, se quiere crear la figura de un especialista en matar.

El  Dr. Marcos Gómez Sancho desarrolló «Ética y sedación paliativa». Recordó la reciente Declaración de la OMC y la SECPAL sobre «Atención al final de la vida». Nos quiso dejar claro que es necesario definir algunos términos tales como los síntomas refractarios  que son aquellos que no somos capaces de controlar.

«En la sedación mi intención no es matar al enfermo, es que no sufra; puede ser transitoria o definitiva»

Hay una raya fina pero nítida entre la sedación y la eutanasia.

Finalmente Encarna Pérez Bret habló sobre los «Cuidados al paciente y su familia al final de la vida». Nos dice que hay una anticipación compasiva y detalla como hay que atender a una persona vulnerable y ayudarle a reflexionar. ¿Qué es la compasión? Decir y actuar bajo este presupuesto ético, que dignifica al enfermo: «Tú me importas».

A los pacientes les puede ayudar anticiparnos a lo que ellos necesitan, es necesario hablar de lo que a ellos les interese.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.