En Uruguay se pretende seguir desconociendo el derecho de objeción de conciencia ante el aborto

forumlibertas.com
3.11.2014
La conciencia de los médicos debe responder a la razón y al corazón, no a los formularios y trabas impuestos desde el MSP con el claro fin de limitar el derecho de los ginecólogos a no realizar estas prácticas que acaban con la vida del no nacido
medico(1)
En Uruguay desde el poder, aunque vestido bajo el ropaje de una asociación, en la que, ¡oh!, casualmente tiene relevancia el actual subsecretario de Salud y numen inspirador de la legalización del crimen del aborto, se continúa con los ataques al legal derecho de objeción de conciencia de los médicos.

En efecto, la ley de aborto previó el derecho de objeción de conciencia de los médicos a no practicar abortos. El Decreto reglamentario del Ministerio de Salud buscó poner cortapisas al ejercicio de este derecho, lo que motivó que médicos no abortistas ejercieran su derecho. Fue tan grande la adhesión a ese derecho que por ejemplo el Departamento de Salto se quedó sin médico que practique ese crimen.

La ley no previó límites al ejercicio del derecho a objeción de conciencia y luego por el decreto reglamentario se buscó dificultar el ejercicio del mismo, en forma totalmente ilegal. Tan ello fue así que los médicos debieron demandar ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo la anulación de varios artículos de dicho decreto, lo que aún está en trámite aunque en los primeros días de octubre, conforme a la normativa vigente, el Tribunal suspendió la ejecución de 11 artículos del Decreto por considerarlos violatorios de derechos. Lo cual es absolutamente excepcional en el Uruguay que el Tribunal haga lugar a esa suspensión prevista en la ley.

Las trabas tienen varias confirmaciones. Apenas los ginecólogos empezaron a hacer uso del derecho el MSP en forma insólita dijo que debía “educar” a los médicos para que realmente ejercieran ese derecho de manera correcta e informada (sic) y la otra confirmación es ahora, cuando se pretende calificar a los médicos objetantes como “desestabilizadores”, algo totalmente inadmisible, e incluso “arropado” descaradamente por el poder como da cuenta la información de prensa.

¿Se habrán enterado en el MSP que la época de la dictadura pasó y que lo que la ley no limita, un decreto, norma de inferior jerarquía, no debe limitar?.

La conciencia de los médicos (con-ciencia) debe responder a la razón y al corazón, no a los formularios y trabas impuestos desde el MSP con el claro fin de limitar la misma. Ante la derrota en la Justicia vino la reacción. Así no se construye ni convivencia ni respeto por las normas ni los principios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.