El Tribunal Supremo paraliza las bodas gay en el Estado mormón de Utah.

abc.es
10.01.2014
Un juez había permitido oficiar bodas entre parejas del mismo sexo porque la prohibición violaba los derechos de los homosexuales.
boda-gay--644x362
No habrá más bodas gays en Utah (EE.UU.) al menos, de momento. En este estado norteamericano el matrimonio homosexual no era legal, pero un juez dictaminó el pasado 20 de diciembre que la prohibición violaba los derechos homosexuales y las bodas comenzaron a celebrarse el pasado mes de diciembre. Después las autoridades de Utah apelaron, y ahora la Corte Suprema de Estados Unidos ha decidido paralizar temporalmente la decisión del tribunal a la espera de tomar una decisión definitiva.

Desde que el pasado 20 de diciembre, el juez de distrito Robert Shelby decidió que se podían oficiar bodas gay, cientos de parejas homosexuales han recibido sus licencias de matrimonio. Shelby dictaminó a favor de tres parejas del mismo sexo que consideraban ilegal una enmienda del Estado de Utah que define el matrimonio como la unión exclusiva de un hombre y una mujer.

Un estado mormón
La decisión del juez Shelby fue una gran sorpresa para los 2,8 millones ciudadanos de Utah, donde cerca de dos tercios de la población pertenecen a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. La doctrina mormona afirma que las relaciones sexuales fuera del matrimonio heterosexual son contrarias a la voluntad de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.