El Supremo de EE.UU respalda la libertad de conciencia de las Hermanitas de los Pobres

Las religiosas demandaron a la administración de Obama por el mandato que obligaba a todas las empresas a proporcionar cobertura sanitaria que incluye anticonceptivos, esterilizaciones y píldoras abortivas.

La congregación americana de las Hermanitas de los Pobres, “Little Sisters of the Poor” vive un momento crítico ante los tribunales estadounidenses por rechazar el polémico mandato abortista que impuso el gobierno de Barack Obama en 2012. El Tribunal Supremo de Estados Unidos está dividido entre la administración de Obama y la objeción de conciencia de las religiosas.

Las religiosas iniciaron una demanda contra la administración de Obama por el mandato que obligaba a todas las empresas e instituciones a proporcionar cobertura sanitaria a sus empleados que incluye anticonceptivos, esterilizaciones y píldoras abortivas de manera gratuita.

Las Hermanitas de los Pobres ante la Corte Suprema/littlesistersofthepoor.org

La congregación sostiene que proporcionar una cobertura sanitaria basada en el control de la natalidad viola sus creencias religiosas

Las Hermanitas que poseen varias instituciones, sostienen que proporcionar una cobertura sanitaria a sus empleados basada en el control de la natalidad viola sus creencias religiosas.

Así lo expresó, ante el Supremo, la hermana Loraine Maguire, Madre Provincial de la Congregación. “No entendemos por qué el gobierno está haciendo esto cuando hay una solución sencilla que no nos involucra”, según recoge ACLJ.

“También es difícil entender porqué el gobierno hace esto cuando un tercio de los estadounidenses no están ni siquiera cubiertos por este mandato y grandes corporaciones como Exxon, Visa y Pepsi han sido totalmente eximidas”, continuó.

Aunque la administración de Obama modificó el mandato para incluir la posibilidad de objeción de conciencia, las religiosas afirmaron que después de revisarlo todavía viola sus conciencias.

El Supremo facilita la objeción de conciencia

El Supremo de Estados Unidos ha enviado una señal de esperanza para la congregación de hermanas. Ha impuesto, en un documento oficial, que las empresas deberán presentar informes que especifiquen los programas anticonceptivos y técnicas abortivas que deseen otorgar a sus empleados, a la espera de ser aprobados.El Supremo afirma que pueden hacer propuestas sanitarias alternativas a dar la píldora o no.

La Corte afirma que las empresas e instituciones se pueden acoger a la libertad de conciencia

Además ha facilitado que las empresas e instituciones puedan acogerse a la libertad de conciencia y éstos no podrán ser procesados ante un tribunal.

Las Hermanitas de los Pobres se han sentido esperanzadas, porque han respetado su reivindicación de libertad religiosa. “Sabemos que es una medida extraordinaria y aunque es solo un comienzo, están intentando diseñar una solución que respete nuestra libertad”.

El Apoyo del Papa Francisco

El Papa Francisco visitó a las hermanas en Washington el año pasado para mostrar su apoyo hacía ellas en su lucha contra los tribunales.

Además, en la reunión que mantuvo con Obama, El Papa Francisco hizo un llamado a favor de la libertad religiosa, “una de las más preciosas posesiones de América” y subrayó el apoyo a los Obispos de Estados Unidos en su defensa de esta libertad, según publicaLibertad Religiosa

En caso de que no acataran el mandato se enfrentarían multas de 4.5 millones de dólares anuales

Las Hermanitas de los Pobres durante 175 años se han dedicado al cuidado de los ancianos de bajos recursos en Estados Unidos a través de albergues. En caso de que no acataran el mandato, las religiosas enfrentarían multas de 4.5 millones de dólares anuales en dos de sus 30 casas en todo el país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.