El Supremo de EE.UU abordará el derecho a la objeción de conciencia ante el Obamacare

27.11.2013
infocatolica.com
El Tribunal Supremo acordó el martes servir de árbitro en otra disputa por la ley de salud del presidente Barack Obama con respecto a si las empresas pueden usar objeciones religiosas para no cumplir con el requisito de cubrir métodos de control de la natalidad para empleados. Los jueces dijeron que se encargarán de un asunto que ha dividido a tribunales de menor instancia en medio de 40 demandas de empresas con fines de lucro que piden no ser obligadas a cubrir algunas o todas las formas de anticonceptivos.
obama4

El Supremo estadounidense analizará dos casos. Un involucra a la empresa Hobby Lobby Inc., una cadena de arte y artesanía con sede en Oklahoma City que dispone de 13,000 empleados. Hobby salió victoriosa en su demanda en un tribunal de menor instancia.
El otro caso es una apelación de Conestoga Wood Specialties Corporation, una compañía de Pennsylvania que emplea a 950 personas y se dedica a fabricar gabinetes de madera. Tribunales de menor instancia rechazaron las alegaciones de esa empresa.
El Supremo indicó que estos casos serán combinados para escuchar argumentos, probablemente a fines de marzo y luego se emitirá un posible fallo en junio. Estos casos se centran en una disposición de la ley de salud que exige que la mayoría de los empleadores ofrezcan seguro médico a sus empleados que proporcionen una amplia gama de beneficios sanitarios preventivos, como los anticonceptivos. En ambos casos, las familias cristianas que son propietarias de empresas dicen que garantizar algún tipo de anticonceptivo va en contra de sus creencias religiosas.
Decidir si el derecho a la libertad religiosa afecta a empresas
El problema clave es si las empresas con fines de lucro pueden recurrir a las creencias religiosas bajo la ley de restauración de la libertad religiosa de 1993 o bajo la disposición de la Primera Enmienda de la Constitución que garantiza a los estadounidenses el derecho de creer y adorar lo que quieran.
Casi cuatro años atrás, la justicia amplió el concepto de «personalidad empresarial» diciendo en el caso de Citizens United que las empresas tienen el derecho de participar en el proceso político en la misma forma que lo hacen los individuos. «El gobierno no puede obligar a los ciudadanos a escoger entre ganarse la vida y vivir libres», dijo David Cortman, del grupo Alliance Defending Freedom, una firma de abogados que defiende intereses públicos cristianos y respresenta a Conestoga Wood en la Corte Suprema.
El secretario de prensa de la Casa Blanca Jay Carney dijo que la ley de salud «pone a las mujeres y a las familias en control de su atención sanitaria al cubrir gratuitamente cuidados preventivos, como análisis de detección de cáncer y el control de la natalidad».
Carney añadió que el gobierno ya ha eximido a las iglesias y también ha creado una barrera entre las organizaciones caritativas religiosas y la cobertura de anticonceptivos exigiendo a las aseguradoras y a terceras partes que proporcionen cobertura anticonceptiva en vez de que el empleador tenga que hacerlo. Sin embargo, hay otras demandas desafiando esa situación.
Hobby Lobby se define como una «empresa con principios bíblicos» y cierra los domingos. Fundada en 1972, la compañía opera más de 500 tiendas en 41 estados. La familia Green, propietaria de Hobby Lobby, también es dueña de la cadena de librerías Mardel Christian.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.