Denunciada una feria de vientres de alquiler en Madrid

El Partido Feminista ha denunciado la celebración de Surrofair el próximo 7 y 8 de mayo, se trata de una feria de gestación subrogada, la única que se celebra en España y que tiene como cometido informar y brindar las mejores opciones a quienes están interesados. El Partido Feminista se opone a esta feria por varias razones, una de ellas es que el vientre de alquiler no está legalizado en España.

feria_vientre_alquiler-680x310

La revista digital de gestación subrogada Babygest ha organizado una feria de vientres de alquiler que se celebrará los días 7 y 8 de mayo en el Hotel Meliá Avenida América de Madrid. Se trata de la Surrofair, la única feria de gestación subrogada que se celebra en España, en la que participan profesionales del sector procedentes de diferentes del mundo, así como distintas asociaciones españolas que luchan por la legalización de esta técnica en nuestro país.

Como ya sabemos, la gestación subrogada es un proceso reproductivo que no está permitido en España. Un contrato de gestación subrogada en nuestro país es nulo y la legislación establece que la madre de un bebé es aquella mujer que da a luz, debido a ello, las parejas que necesitan la gestación subrogada para poder tener un hijo, tienen que recurrir a los países donde sí está legalizado este tipo de contratación. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, los vientres de alquiler son un negocio al alza, sobre todo en los países en los que está legalizado, es una alternativa para las parejas que no pueden tener un bebé, para matrimonios homosexuales, padres solteros, etc.

Esta es una opción para quienes tienen dinero, ya que el proceso es complejo y muy caro, se deben realizar evaluaciones físicas y psíquicas, se debe contar con los servicios de una clínica de fertilidad, óvulos donados para que no exista vínculo genético con la madre de alquiler para evitar que pueda reclamar al bebé, etc. A esto hay que añadir el papeleo que comprende diferentes certificados y contratos para no dejar ningún cabo suelto. De hecho, esta feria se encarga, entre otras cuestiones, de dar a conocer las condiciones legales de cada país, para que las parejas elijan el destino más adecuado a fin de no tener problemas tras el nacimiento a la hora de volver a España.

Nos ha sorprendido que se celebre en España una feria de gestación subrogada, sobre todo porque como ya hemos comentado, este proceso reproductivo no está permitido en nuestro país, y en cierto modo se puede decir que alienta a las parejas a que viajen a países como Estados Unidos para contratar un vientre de alquiler y cumplir su sueño de ser padres.

Pues bien, el Partido Feminista ha puesto una denuncia contra los organizadores de Sirrofair por considerar que se puede estar incurriendo en un presunto delito de trata de seres humanos o de proposición para cometer el delito. Los representantes de este partido explican que las mujeres que se prestan a ser vientres de alquiler tienen necesidades económicas y por ello se prestan a ello, por lo que no deja de ser similar a la explotación sexual. En este punto hacemos un inciso, lo declarado es una presunción, no se puede asegurar que estas mujeres pasen necesidades económicas, tiene más sentido hablar según la ley y no según presunciones.

Los organizadores de la feria comentan que nunca propondrían un país, como por ejemplo la India, porque conocen las condiciones en las que viven las mujeres allí. Las madres de alquiler de la India suelen cobrar entre 5.000 y 7.000 euros por este servicio, lo que supone 10 años de salario para la gente que trabaja en el campo, una oferta tentadora para quienes pasan necesidades económicas. A este coste hay que sumarle otros, pero el proceso cuesta menos de la mitad de lo que costaría en Estados Unidos. Desde la organización son conscientes de estos problemas y por ello aseguran que quieren concienciar a quienes buscan un vientre de alquiler para que el proceso se realice de forma ética, que los contratantes formen parte y se involucren en el proceso, conmoviendo a la gestante y asegurándose de que lo hacen voluntariamente y sin coacciones de ningún tipo.

Para el Partido Feminista no se trata de estas cuestiones, sino de que el alquiler del vientre supone la mercantilización del cuerpo de las mujeres, además supone la compra de vidas humanas y convierte a la mujer en objeto, así reza en la denuncia interpuesta. Quienes están a favor de gestación subrogada consideran que esta práctica debe basarse en la libertad de las mujeres para decidir sobre su propio cuerpo.

Lo cierto es que esta feria ha generado polémica, según leemos aquí, el Partido Feminista quiere que el Ayuntamiento de Madrid impida su celebración al no ser legales los vientres de alquiler en España, pero dado que esta práctica no se realiza en nuestro país, no sabemos hasta qué punto se puede incurrir en ilegalidad, de hecho, se anuncia un servicio que si es legal en otros países y según vemos en la página de la feria, sólo se tratan aquellos países donde está legalizado.

La Ley 14/2006 de 26 de mayo sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida indica que la filiación de los hijos nacidos por gestación de sustitución será determinada por el parto, pero no dice nada de que no se puedan celebrar este tipo de ferias. Lo cierto es que en España hay cada vez un mayor número de personas que recurren al vientre de alquiler, un negocio muy lucrativo para los países donde lo permiten. Una cosa que se dice desde la organización y en lo que estamos de acuerdo, es mejor que haya el máximo posible de información sobre este tema, ya que con ello menos posibilidades habrá de mala praxis y de que intervengan mafias y fraudes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.