Campaña Ayúdame a nacer: La trabajadora social presionó a María para abortar. RedMadre la ayuda… con tus 150 euros

ALFA Y OMEGA.- 30-MAY-2015

María y su novio querían seguir adelante con el embarazo, y la madre de ella las apoyaba. Pero la trabajadora social les pidió cita dos veces para abortar, porque «no había ayudas». RedMadre ha lanzado la campaña Ayúdame a nacer para ayudar, con donativos de 150 euros, a mujeres como ella

María, de Madrid, se quedó embarazada con sólo 14 años. Su madre y su novio, de 16 años, la apoyaban para seguir adelante. Él «decía que si había ocurrido, teníamos que afrontarlo juntos». La sorpresa se la llevaron cuando fueron a los Servicios Sociales a pedir algún tipo de ayuda.

«En el despacho de la trabajadora social escuché cosas muy raras –recuerda la joven–, parecía que yo no estaba presente, se hablaba de mi embarazo como si fuera el de otra persona distinta. Ella decidió que yo no podía ser madre a mi edad, dijo que era imposible, que no tenía ningún tipo de ayuda y que tenía que abortar». De hecho, ella misma le pidió cita en un hospital público.

«Me llevaron casi a la fuerza, no podía creer que me encontrara en un hospital público donde me iban a hacer algo que yo no quería. Así que salí corriendo de allí, me escapé y volví a casa. La trabajadora social llamó a mi madre y le dijo que aunque había perdido esa cita, me conseguía otra rápidamente, pero que tenía que abortar sí o sí. Mi madre no sabía qué hacer, la pobre, me veía llorar porque yo no quería abortar, pero creía que la Trabajadora Social sabía más que ella, y había que hacerle caso».

Afortunadamente, gracias a una amiga RedMadre supo su historia y se pusieron en contacto con ellas. «Nos prestaron toda la ayuda que necesitábamos para no abortar –cuenta María–. Entonces nos dimos cuenta de que sí existen ayudas para madres en apuros, madres tan jóvenes como yo. También nos dijeron que si la embarazada no quiere, nadie la puede obligar a abortar». Hoy, María es feliz con su hija. «Algún día me casaré con mi novio, cuando estemos listos. De momento, ya somos padres y somos muy felices», reconoce. Aunque también siente mucha pena por «la de chicas en mi situación que han sido llevadas a abortar en contra de su voluntad, engañadas la mayoría».

Más peticiones y menos subvenciones

RedMadre ya ha prestado ayuda a unas 20.000 mujeres como María. Ahora, ha lanzado la campaña Ayúdame a nacer, para recaudar fondos. Su Directora General, Amaya Azcona, explica que el principal motivo «cada vez tenemos más demandas de ayuda, y recibimos menos subvenciones. Teníamos la esperanza de que el Gobierno elaborase medidas concretas de apoyo a las mujeres embarazadas vulnerables». Pero no ha sido así.

Ayúdame a nacer pide un donativo de 150 euros. Según la reforma del IRPF, los primeros 150 euros que se donen tienen una bonificación fiscal del 50%. «Queremos movilizar a esos miles de personas que no hacen ningún donativo y se pueden beneficiar de esta bonificación, y a los que aún no han hecho ninguno este año», explica Azcona. Además, «es una cifra muy simbólica porque es el valor de una canastilla que cubra las primeras necesidades de una madre cuando nace su hijo».

Se puede colaborar con Ayúdame a nacer a través de la web www.redmadre.es y de la aplicación móvil RedMadre. También haciendo una transferencia a la siguiente cuenta de La Caixa: ES44 2100 2928 3502 0019 7410

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.