Ataque despiadado de Competencia a la farmacia

REDACCIÓN MÉDICA.- 22-OCT-2015

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha publicado su temido informe sobre el mercado del medicamento con duras críticas hacia el modelo farmacéutico español. Particularmente, ataca la regulación y considera que “perjudica a los pacientes como consumidores de esto productos”, dado que las restricciones “perjudican a los pacientes como consumidores de estos productos, incrementan el coste de aprovisionamiento del sector público y reducen el bienestar general”.

Para empezar, Competencia propone “no prohibir” la venta de medicamentos no sujetos a prescripción médica en establecimientos que no sean boticas “siempre que cumplan obligatoriamente con una serie de requisitos sanitarios mínimos de conservación e higiene”. Esta liberalización también se propone para la venta on line y la propiedad de las propias páginas web destinadas a la venta de fármacos, que en España solo pueden ser de titularidad farmacéutica.

Asimismo, “respecto a la reserva de actividad de las oficinas de farmacia en la dispensación de medicamentos sujetos a prescripción médica, se recomienda ampliar los supuestos en los que es posible su dispensación en hospitales y centro de salud”, todo lo contrario que ha venido reclamando el Consejo General de Farmacéuticos, que durante los últimos meses ha vuelto a pedir que las innovaciones lleguen, y vuelvan, al canal de farmacia.

Por otro lado, la CNMC recupera la vieja aspiración del Ministerio de Economía de poner fin al modelo español de farmacia, que ya intentó mediante el proyecto de ley de Servicios Profesionales. “Se propone eliminar el requisito de que los propietarios y titulares de oficina de farmacia sean exclusivamente farmacéuticos colegiados, y se recomienda permitir la propiedad de más de una, así como eliminar la restricción a la integración vertical, por ejemplo, con la distribución mayorista”. En estos términos, también se pide “la supresión del requisito de colegiación obligatoria para titulares y farmacéuticos en oficinas de farmacia”.

Restricciones del mercado

Las recriminaciones de Competencia también llegan al terreno de la regulación autonómica, y pide levantar las restricciones de acceso al mercado que generan los módulos población y las distancias mínimos obligatorias, tanto entre boticas como entre éstas y los centros de salud, dado que “no sirven para la protección del interés general”.

La Comisión considera que la limitada reforma por la que en Navarra se redujeron las distancias “incrementó significativamente la competencia en los municipios con más población y al mismo tiempo tuvo un efecto positivo en la cobertura farmacéutica en municipios de dimensiones reducidas, sin incrementar el gasto farmacéutico de dicha comunidad”. Por tanto, mantener las distancias “no sirve para la protección del interés general”.

Con todo, la CNMC también propone medidas que ya han sido reclamadas por la profesión, y pide “valorar sistemas de financiación alternativos al vigente en los que haya una correspondencia efectiva entre los servicios prestados y la remuneración percibida” por las boticas. En particular, mediante incentivos por mejorar la calidad de los servicios ofertados o que se remuneren los adicionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.