Alemania busca soluciones para paliar su crisis demográfica

www.intereconomia.com
30/08/2013

Según los expertos, el país tendrá que ampliar el número de guarderías y apoyar la conciliación de familia y trabajo.

Europa afronta una crisis demográfica incluso en los países más prósperos. En Alemania, el censo más reciente mostró que el país ha perdido 1,5 millones de habitantes por sus bajas tasas de natalidad. Es más, según los expertos, su demografía podría contraerse en un 19% hasta el año 2060.
Toda Europa afronta un futuro similar según los demógrafos, que destacan que la recesión económica acelera la disminución social y que pocos se encuentran en una condición óptima para remediar las bajas tasas de natalidad. En países como España, Grecia o Italia, el alto paro juvenil derivado de la coyuntura económica es la primera causa por la que muchos jóvenes deciden no tener hijos. Y los números así lo prueban: entre 2008 y 2011 el número de nacimientos en toda Europa descendió un 3,5% –de 5,6 millones a 5,4–. En 1960 nacían 7,5 millones de niños en los 28 países de la Unión Europea.
Los cambios
Alemania ya busca formas para impulsar la natalidad y frenar la pérdida de población. Su tasa de hijos por mujer se ha estancado desde los años 90 en 1,4, muy inferior al 2,1 necesario para renovar las generaciones, aunque el gobierno invierte cientos de millones en subsidios familiares. La solución al “talón de Aquiles” alemán, su demografía, pasaría por realizar un cambio profundo en los valores, costumbres y actitudes de conciliación familiar en la mentalidad alemana, según los expertos.
Los demógrafos inciden en que la solución para Alemania radica en apoyar la conciliación de trabajo y familia ampliando las estructuras para el cuidado de los niños. Una de ellas es la guardería, aún escasas en el país a pesar de que exista una ley que garantiza una guardería para todo niño de más de 12 meses. Muchas de ellas cierran a mediodía y existen pocos programas de actividades extraescolares.
La dificultad de combinar el cuidado de los hijos y el trabajo para las madres alemanas lleva a muchas a buscar trabajos a tiempo parcial que, en la mayoría de los casos, están mal pagados. Se calcula que más de cuatro millones de alemanas, un cuarto de las trabajadoras, se encuentran en dicha situación.
Otra manera de frenar el descenso de población en Alemania se concentra en posponer la edad de jubilación, según los demógrafos. El Gobierno alemán está incrementando de manera progresiva la edad de jubilación desde los 65 a los 67 años, y las empresas ya comienzan a aplicar la medida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.