Red Madre pide poner fin al “financiamiento público del negocio privado del aborto»

ppredmadre130913
aciprensa.com
16/09/2013
Carmina García-Vélez, presidenta de Red Madre, una de las fundaciones más importantes en España que ayuda a la mujer embarazada en dificultad, dijo que la institución espera que la reforma de la ley del aborto reduzca el “alarmante número” de prácticas producida en el país y que se ponga fin al “financiamiento público del negocio privado del aborto”.

El Gobierno, afirmó, debe dejar “de financiar con dinero público el negocio privado del aborto y destine al menos un décima parte de los más de 50 millones de euros al año a proteger la familia y la maternidad».
García-Vélez también pidió que esta reforma anunciada por el Gobierno incluya «la protección a la mujer embarazada y a la maternidad y se garantice el derecho de recibir la información completa y veraz que tiene la mujer ante un embarazo imprevisto o con dificultades».

Carmina García-Vélez fue la primera presidenta de la Asociación de Víctimas del Aborto, fundada en 2004. «Comencé a conocer a mujeres que daban su testimonio después de haber abortado y que pedían ayuda psicológica por el daño que les había dejado el aborto», recordó.

Tras la despenalización del aborto en 1985 y su liberalización durante el último gobierno socialista, García-Velez explicó que se vio la necesidad de crear una entidad sin ánimo de lucro como Red Madre que aglutinara las actividades, las iniciativas legislativas populares y las recogidas de firmas de los ciudadanos y que el Gobierno no estaba escuchando. Así es como nació la Fundación de la cual García-Velez fue su primera presidenta nacional.

Actualmente esta institución tiene 40 sedes locales en toda España que proporcionan ayuda a las madres embarazadas en riesgo de abortar. Desde asistencia médica hasta alimentos, ropa y enseres para el bebé. «Pro vida se ha caracterizado siempre por defender la vida del concebido y no nacido, del anciano, del enfermo o del discapacitado. Pero Red Madre trata de ayudar a la embarazada, porque ayudándola a ella, de forma colateral se salvan dos vidas: ayudas a que ese niño nazca y también a que esa madre no se destruya», explicó en declaraciones a ACI Prensa.

Indicó que a nivel nacional han atendido a unas 20.000 mujeres que quieren seguir adelante con la vida del hijo pese a las dificultades. Sin embargo, dijo que también son innumerables las mujeres que han acudido para que les ayudaran a superar el “síndrome post aborto”.

García-Velez recordó el caso de una joven española que había ido a Londres (Reino Unido) para abortar porque era menor de edad. Diecisiete años después del aborto, la chica vivía en Inglaterra y no presentaba ningún síntoma de los relacionados con el post aborto, hasta que su hermano la llamó para informarle que iba a ser tía.

«Cuando colgó el teléfono comenzó a llorar sin poder parar. Pasó meses llorando y llorando. Hasta que se vino de Londres para recibir atención de nuestra psicóloga. La noticia de que su hermano tendría un hijo y ella sería tía le hizo presente el hijo que abortó hacía 17 años», relató García-Vélez.

Otro hecho que denuncia Red Madre es “la penalización laboral de la maternidad”, pues «si una mujer, con o sin contrato laboral, una mujer trabajadora se queda embarazada, los contratadores no siempre les ayudan, porque consideran que el embarazo impide que realice sus tareas y en ocasiones durante la baja maternal las echan”.

Asimismo, recordó que el aborto se está usando como «método de control de población no deseada. Y ésta es la población enferma, discapacitada y la inmigrante que está continuamente yendo a servicios sociales pidiendo ayudas y becas».

Finalmente, reiteró su pedido para que la reforma de la ley del aborto prometida por el ministro Ruiz Gallardón fomente las ayudas sociales y un cambio de mentalidad, para que la maternidad deje de ser concebida como una lacra para la mujer y sobre todo se termine con «el negocio del aborto, en parte subvencionado con dinero público».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.