Movilización por el veto de Lenin Moreno al Código de Salud proaborto en Ecuador

(Ref actuall.com)

Numerosas entidades y personalidades se han mostrado partidarios de que el presidente de Ecuador Lenin Moreno vete el Código Orgánico de Salud aprobado por el Parlamento el pasado 25 de agosto y que supone la legalización del aborto en el país, entre otras amenazas a la vida humana.

Y no sólo desde entidades provida, sino del mismo entorno del presidente ecuatoriano. Según el exvicepresidente Alberto Dahik, su homóloga en la actualidad, la vicepresidenta Alejandra Muñoz, podría estar planteándose renunciar en función de la decisión que tome el presidente Moreno. Si se produjera su dimisión, sería la cuarta renuncia de un miembro del Gobierno a las puertas de unas elecciones presidenciales previstas para el próximo mes de febrero.

El hecho de estar en precampaña electoral podría facilitar que Lenin Moreno se decantara por el veto, dado que uno de los principales candidatos a sucederle, Gullermo Lasso, ya ha anunciado su rechazo al Código Orgánico de Salud. En concreto, Lasso ha asegurado que “atropella varios preceptos constitucionales” y afecta “la dignidad de los profesionales médicos».

Lasso subraya que “ignora el derecho a la vida del niño por nacer, que la Constitución protege desde el momento de la concepción” y que se abre un “espacio para la impunidad del crimen del aborto que puede ser provocado y llevado a condición de emergencia obstétrica, mediante fármacos que son ofrecidos en redes sociales».

Familia Ecuador ha señalado en una carta abierta la necesidad de vetar al menos 10 artículos del citado código (9, 22, 34, 115, 193, 195, 196, 201, 208 y 341) que, aprobado en la asamblea legislativa es considerado como un ataque «a nuestros hijos, a la dignidad humana, a la moral legislativa, a los valores familiares y a la misma Constitución».

También el Frente Nacional por la Familia de Ecuador se ha manifestado a favor del veto al código abortista ya que “obliga a los médicos encubrir como ‘emergencias obstétricas’ a todo tipo de aborto, incluso los inducidos. Además, protege a los violadores ya que, si una menor llegase con un embarazo producto de una violación, podría exigir a los médicos guardar confidencialidad lo que impediría que el profesional pueda alertar a los padres y autoridades”.

Esta organización ha puesto en marcha una campaña para reclamar a Lenin Moreno el veto del texto legal a través de la plataforma CitizenGO en la que se denuncia el contenido del código que «abre la puerta al fraude del aborto provocado» a través del concepto jurídico indeterminado de la «emergencia obstétrica» y «prohíbe la objeción de conciencia» del personal sanitario, entre otras cuestiones.

El Frente Nacional por la Familia de Ecuador recuerda además que el artículo 45 de la Constitución afirma que “el Estado reconocerá y garantizará la vida, incluido el cuidado y protección desde la concepción”.

Por su parte, la asociación Ecuador Provida ha criticado que «el Código de la Salud no es ningún avance en derechos porque vulnera la vida, la dignidad y la familia».

Arzobispo primado: Es un «código de muerte»
Por su parte el arzobispo de Quito y primado de Ecuador monseñor alfredo José Espinoza ha tildado de «código de muerte» a la controvertida norma aprobada en el Parlamento de Ecuador.

“El código de muerte” aprobado por la Asamblea Nacional “atenta contra la vida, contra la dignidad de la mujer, contra el derecho de los padres a educar a sus hijos en la sexualidad y contra la objeción de conciencia de los médicos”, denunció el Arzobispo este lunes 31 de agosto durante una Misa realizada en la Catedral Metropolitana de Quito.

Un día antes, desde la parroquia San Francisco de Asís al norte de Quito, exhortó a sus fieles a no dejarse engañar, “no callar la verdad” y a no permitir que entre “por la ventana”, “aquello que todo un pueblo dijo que no en una consulta”, según informa ACI Prensa.

“No queremos un aborto por una supuesta emergencia obstétrica, no queremos que los padres de familia pierdan su papel frente a sus hijos en la educación sexual de ellos, no queremos que los médicos no puedan ejercer su objeción de conciencia frente a un aborto, no queremos los vientres de alquiler que atentan contra la dignidad misma de la mujer y el sentido de la maternidad, no queremos que alguien no pueda decidir ser acompañado profesionalmente en vistas a asumir su sexualidad biológica”, aseguró el arzobispo.

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.