Más de cien mil personas participan en la manifestación a favor de la vida en Madrid.

abc.es
23.03.2014
marcha-vida--644x362
Más de cien mil personas participaron este domingo en la manifestación a favor de la vida y en apoyo de la maternidad, organizada por más de 500 entidades de la sociedad civil. Familias con niños pequeños, abuelos con sus nietos y un gran número de jóvenes procedentes de distintos puntos de España secundaron esta iniciativa que se celebra por cuarto año consecutivo en Madrid.

La manifestación partió pocos minutos después del mediodía de la Plaza de Cibeles y llegó a la Puerta del Sol como estaba previsto sin que se registrara ningún tipo de incidente, pese a que allí les esperaba un grupo muy reducido de proabortistas con carteles con frases como «Deja que yo decida». Más arriba, en la calle Preciados, un grupo mujeres de Femen fueron interceptadas por la Policía antes de que pudieran alcanzar la columna principal de los manifestantes. Sus rostros pintados de muerte y los carteles con lemas como «provida-promuerte» facilitaron a la Policía su identificación.

Detrás de la pancarta de cabecera, además del presidente del Foro Español de la Familia, Benigno Blanco, y el presidente de la Fundación Red Madre, Antonio Torres, estaba el presidente de Hazteoir.org, Ignacio Arsuaga, quien subrayó la importancia de que “este día se abra cada día más a la participación de personas de todas las creencias, ideologías y ámbitos sociales, pues se trata de una convocatoria anual, que no está en función del calendario político legislativo, sino del derecho primero que tenemos todos los seres humanos, el derecho a la vida».

Asimismo, deseó que la voz de toda la sociedad civil se escuche «más fuerte que la de los abortistas» y que llegue al Gobierno al que pidieron que fuera «valiente» para «derogar cuanto antes» la actual “ley Aído”, que además de permitir el aborto libre hasta la semana 14, lo considera un “derecho”. En la misma línea, Benigno Blanco recordó que “los convocantes de esta marcha” quieren que la derogación de la actual normativa “vaya acompañada de políticas activas de apoyo a la maternidad”.

«Un empujón al Gobierno»
Entre los asistentes había muchos matrimonios jóvenes con hijos muy pequeños. Ese era el caso de Juan, quien, junto a su mujer Raquel, aseguró que con esta concentración «queremos dar un empujón al Gobierno para que la legislación proteja más la vida aunque sólo es un paso porque no nos conformaremos con esta reforma, sino que queremos que se acabe con el aborto».

Entre los manifestantes también había más de 200 voluntarios, la mayoría jóvenes, que además de colaborar con el orden y la organización, cargaban con unas huchas verdes con el fin de recaudar fondos para las distintas organizaciones que ayudan a las madres embarazadas. «Queremos defender la vida para que todos puedan disfrutarla», aseguró Carlota. Con respecto al anteproyecto de la nueva ley del aborto, la joven afirmó que se trata de «un paso favorable». «Se comienzan a ver los frutos de lo que llevamos defendiendo tantos años», añadió.

El escenario en la Puerta del Sol se convirtió en una gran fiesta al aire libre, pese a las historias conmovedoras que fueron saliendo de los testimonios de decenas de personas. Entre ellas la de Sergio, quien relató cómo tuvo que enfrentarse con apenas 20 años a la familia de su novia que no quería que siguiera adelante con su embarazo. “Fue todo muy difícil pero hice lo que tenía que hacer. Nuestras hijas nos han cambiado la vida a mejor».

Antes de concluir al acto distintos representantes de las asociaciones provida leyeron un manifiesto con el que reclamaron al Gobierno «un compromiso público con la maternidad y la vida como bienes sociales dignos de aprecio y aplauso”. Ante “la bomba demográfica” que representa la caída de la natalidad, los convocantes de la manifestación también pidieron un “apoyo real a la mujer embarazada para que pueda ejercer su derecho a ser madre con el apoyo de redes eficaces que le garanticen que nunca estará sola antes sus problemas y dificultades”.

En el marco del debate de la nueva ley del aborto, solicitaron además al Gobierno y a los partidos políticos “que se preocupen de verdad y en serio de ayudar a construir una sociedad que proteja la vida y la maternidad en clave de solidaridad comprometida con la mujer embarazada y sus necesidades”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.