La ley Gallardón no permitirá matar a un hijo por discapacitado, pero sí por humano

8652033967_1be4e45993_o
outono.net
23/5/2013
Hoy el ministro de Justicia ha confirmado lo que ya esbozó en septiembre: que su ley del aborto incluirá un supuesto de “daño psicológico” de la madre como motivo legal para matar a los hijos por nacer. Es el mismo coladero legal que contemplaba la primera ley abortista del PSOE en 1985, recurrida al Tribunal Constitucional por el padre de Gallardón.

España: el holocausto silencioso del aborto ya ha causado casi 2 millones de muertos
Basta de excusas baratas: que el PP cumpla de una vez lo que prometió sobre el aborto
Gallardón sigue dando largas: ahora dice que su ley del aborto estará “muy pronto”

Las cifras de abortos evidencian que ese coladero equivale a la ley Aído

La demostración más clara de que ese coladero legal conlleva en la práctica lo mismo que la actual ley del aborto de 2010, que considera un derecho matar a los hijos por nacer, está en los propios datos oficiales publicados por el Ministerio de Sanidad: con la ley abortista de 1985 se llegó en España a un máximo de 115.812 abortos en 2008, una cifra no muy distante de los 118.359 perpetrados en 2011 al amparo de la ley Aído. Hay que tener en cuenta que el coladero del supuesto de riesgo psicológico llegó a suponer el 98% de los abortos perpetrados al amparo de la ley en España, en un sistemático fraude de ley provocado por la propia norma de 1985 y consentido por los gobiernos del PSOE y del PP.

Gádor Joya: el “riesgo para la salud psicológica” no es un diagnóstico médico

En septiembre la doctora en Medicina Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, ya recordó a Gallardón que “no hay ninguna patología psiquiátrica que contraindique que una mujer lleve a término su embarazo”. Adelantándose a las posibles intenciones del ministro, Joya señaló entonces que “si Gallardón cree que es comparable cualquier trastorno de depresión o ansiedad en la mujer con eliminar la vida del hijo, aquello que decía de proteger la vida del no nacido va a quedar en agua de borrajas“. Hoy la doctora Joya ha reiterado su denuncia y ha señalado que la declaración hecha hoy por Gallardón “no se corresponde con la promesa electoral del Partido Popular de modificar la ley del aborto para proteger la vida humana. En ese sentido, es una traición a sus votantes“. La doctora y portavoz de Derecho a Vivir también recuerda al ministro de Justicia que el llamado “riesgo para la salud psicológica” no es un diagnóstico médico: “Se trata de un término ambiguo y no médico que se presta a interpretaciones arbitrarias y que, de validarse en la nueva ley, volvería a convertirse en un coladero para el aborto libre“.

La presidenta de la Sociedad Madrileña de Psiquiatría contradice a Gallardón

Hoy la plataforma cívica HazteOir.org ha recordado las declaraciones de la presidenta de la Sociedad Madrileña de Psiquiatría, la doctora Marina Díaz, señalando que “el embarazo no está asociado a ningún incremento de riesgo para los trastornos mentales” por sí mismo, según detalla un estudio epidemiológico realizado en 2002 realizado con 43.000 mujeres y que comparaba indicadores psiquiátricos diferenciando entre las que habían estado embarazadas el año previo y las que no. La doctora Díaz subraya que “el embarazo en sí mismo no es un detonante para el trastorno mental”, y que incluso puede ser un factor de recuperación, pues “las enfermedades mentales mejoran durante el embarazo”. La presidenta de la Sociedad Madrileña de Psiquiatría señaló estos hechos en las II Jornadas Científicas por el Derecho a Vivir el pasado mes de marzo. En concreto apuntó que el trastorno de ansiedad y el bipolar “mejoran durante el embarazo por el incremento hormonal natural”, y que en los trastornos límite de personalidad, tener un hijo “hace que mejore radicalmente” la situación del paciente. La doctora Díaz señaló que los psiquiatras diagnostican transtornos mentales, no riesgos: “Los psiquiatras sabemos de trastornos mentales, no de riesgos. Los trastornos mentales nada tienen que ver con el riesgo”.

El anuncio de la supresión del aborto eugenésico se queda en nada

Al fin y al cabo, lo que demuestran las declaraciones hechas hoy por el ministro es que Gallardón no tiene ninguna intención de cumplir lo prometido en el programa del PP (ver PDF, página 108):

“Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida, así como de las menores.”

¿Qué clase de refuerzo para la protección del más básico de los derechos humanos es volver a un modelo legal abortista implantado por el PSOE y que en la práctica era equivalente a matar a los hijos por nacer sin ninguna restricción? Hay que señalar, de hecho, que los anuncios de Gallardón de que suprimiría el aborto eugenésico se quedan en nada. Como ya adelanto en el título de esta entrada, con la Ley Gallardón, tal como la ha planteado hoy el ministro, no se podrá matar a un hijo por nacer por ser discapacitado, pero sí por ser humano. Esto no es reforzar la protección del derecho a la vida: esto es un colosal engaño -otro más- al electorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.