La familia de un malagueño que lleva cinco años en coma pide a la Junta que no lo traslade a Almería

La mujer del paciente rechaza que se lo lleven fuera de Málaga porque eso supondría no poder visitarlo a diario y apartarlo de su entorno

Ángel Escalera | Diario Sur Málaga
@angelescalera60

23 febrero 2016

Benjamín Martín, de 35 años, casado y con dos hijos, entró en coma tras un accidente de moto en 2011. / SUR

Benjamín Martín, de 35 años, casado y con dos hijos, entró en coma tras un accidente de moto en 2011. / SUR

Un accidente de moto, ocurrido en febrero de 2011, truncó de raíz la existencia de Benjamín Martín. Tenía solo 30 años. Desde entonces se encuentra en estado de coma vegetativo y sufre secuelas que ponen en riesgo su vida. En el tiempo transcurrido desde el siniestro, el paciente ha estado ingresado en varios centros hospitalarios. Desde hace cuatro años y medio permanece en el Hospital Doctor Pascual de Málaga, donde es atendido y visitado a diario por su familia. Benjamín Martín, que trabajaba instalando placas solares, está casado con Mónica Mora. El matrimonio tiene dos hijos de 15 y 13 años.

La familia solicitó en su momento que el paciente fuese ingresado en una residencia asistencial a través de la Ley de la Dependencia. La Junta de Andalucía le ha concedido una plaza. El problema, según informa Mónica Mora a este periódico, es que ese centro se encuentra en Almería. La familia no desea que el traslado se lleve a cabo, porque eso impediría visitar a Benjamín a diario y dificultaría mucho poder estar con él. «A través de una llamada telefónica, la Junta me ha dicho que mi marido será ingresado en un centro de Almería, ya que en Málaga no dispone de residencias de personas con gran dependencia, como es el caso de Benjamín, afirma Mónica Mora, que se halla a la espera de que la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales le envíe un escrito notificándole el traslado . «No puedo estar de acuerdo con que se lleven a mi esposo a un centro que está a más de  200 kilómetros de Málaga. ¿Cómo voy a ir a verlo a diario y cómo van a ir nuestros hijos? Esa propuesta de la Junta de Andalucía nos condena a no ver a Benjamín como hacemos ahora», señala su mujer.

las frasesMónica Mora, mujer del paciente

«No sabemos cuánto tiempo le queda de vida, pero, sea el que sea, queremos estar con él»

«Llevo cinco años cuidándolo y dándole cariño día tras día;él y mis hijos son mi razón de vivir»

«Llevo cinco años, día tras día, a su lado, cuidándolo y dándole cariño. Él y mis hijos son mi razón de vivir. Verlo todos los días es lo que me da fuerzas para seguir luchando», indica Mónica Mora. Su petición es que se le busque a su marido una plaza en una residencia asistencial en Málaga, lo que le permitiría no separarse de él y poder continuar cuidándolo y visitándolo a diario. «Lo que defendemos es que Benjamín esté rodeado por su familia, que vea que lo queremos y que no lo dejamos solo. El tiempo que le quede de vida deseamos estar a su lado. No puedo consentir que lo ingresen en Almería y que un día me llamen y me digan que se ha muerto solo, a más de 200 kilómetros de distancia de su familia. Eso sería una pena muy grande», pone de manifiesto Mónica Mora.

Crisis frecuentes

Benjamín Martín, que tiene 35 años, padece con frecuencia crisis que ponen en peligro su vida, con vómitos de sangre y convulsiones. Las dificultades que sufre para tragar pueden hacer que se ahogue si no reciben asistencia para evitarlo. «No sabemos cuánto tiempo le queda de vida, porque puede que no supere alguna crisis; sea el tiempo que sea, queremos estar con él. Ignoramos si se da cuenta o no de lo que le sucede, pero cuando nos ve entrar a la habitación sonríe y se pone contento. Por todo ello, no queremos que se vaya a Almería. Tanto mi madre como yo vamos a verlo a diario y nuestros hijos van todos los fines de semana, en vacaciones y siempre que tienen oportunidad», dice Mónica Mora.

Por su parte, fuentes oficiales de la Delegación Provincial de Igualdad y Políticas Sociales explicaron a SUR que se ha ofrecido una plaza en un centro de Almería porque es el que dispone de mejores recursos para Benjamín Martín y el que cuenta con más garantías para atender sus necesidades. No obstante, pese a que el centro de Almería es el más adecuado, ante el rechazo de la familia al traslado, la Delegación de Igualdad hablará con la mujer del paciente para buscar posibles alternativas contempladas en la Ley de la Dependencia que satisfagan a la familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.