La cristiana Asia Bibi por fin logra abandonar Pakistán y recibe asilo junto a su familia en Canadá

RELIGION EN LIBERTAD – 08/05/2019

Asia Bibi ha podido por fin abandonar Pakistán, tras haber sido absuelta el pasado mes de octubre

Asia Bibi ya está en libertad y fuera de Pakistán.Concretamente, esta cristiana que fue condenada a muerte por blasfemia y cuyo caso dio la vuelta al mundo tras pasar casi 9 años esperando el día en el que fuera llevada a la horca.

Su destino ha sido Canadá. Según publica la prensa local de este país americano, el Ministerio de Exteriores canadiense ha confirmado la llegada de esta cristiana, que se reunirá aquí con el resto de su familia. Para garantizar la seguridad de esta cristiana, amenazada de muerte por los islamistas radicales, no se ha ofrecido ni se ofrecerá el paradero concreto de esta familia.

Las hijas ya estaban en Canadá

Ella y su esposo partieron hacia Canadá a última hora del martes para llegar este miércoles, donde se han unido a sus hijas, a quienes el gobierno de Ottawa ya les había concedido asilo.

La Corte Suprema de Pakistán absolvió el pasado mes de octubre a Asia Bibi de la condena a la horca al demostrarse la falsedad de las acusaciones contra ella. Sin embargo, tras la apelación de un partido islamista se impidió a esta cristiana abandonar el país hasta que se revisara nuevamente el caso, con el peligro que esto conllevaba para ella

Resultado de imagen de asia bibi

El peligro para la vida de esta familia

Los islamistas radicales exigieron la muerte de Bibi, así como la de los tres jueces de la Corte Suprema que la absolvieron. Según una encuesta realizada en noviembre, al menos diez millones de pakistaníes dijeron que estarían dispuestos a matar a Bibi con sus propias manos, ya sea por convicción religiosa, por el dinero, o por ambos. Un mulá pakistaní ofreció una recompensa de aproximadamente 10.000 dólares a cualquiera que la matara, ya sea dentro o fuera de la prisión.

Finalmente, también se desestimó y ya ha podido abandonar la tierra que la vio nacer. Ahora empezará una nueva vida junto a su familia en otro continente aunque con el cuidado de no ser encontrada por los islamistas que han puesto precio a su cabeza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.