Jennifer Lahl: «La gestación subrogada daña a niños y mujeres»

La presidenta de la Asociación «Stop Surrogacy Now» lleva años denunciando el «negocio» en el que se ha convertido la maternidad subrogada

ABC – 28/10/2018

Jennifer Lahl posa para ABC tras la presentación del documental – ERNESTO AGUDO

En 2015 Kelly Martínez, una joven estadounidense decidió quedarse embarazada por gestación subrogada por tercera vez. Puso el vientre para dar a luz a unos niños que no iba a criar ni iba a volver a ver nunca. Lo hizo por falta de dinero y lo repitió en dos ocasiones más. Pero en su tercera gestación no solo decidió que nunca más lo haría, sino que emprendería una batalla contra la maternidad por subrogación.

La historia de Kelly ha tomado forma en un documental que se estrenó el pasado septiembre en Estados Unidos y ha llegado ahora a España de las manos de la Fundación +Vida. Una de las impulsoras de la cinta, Jennifer Lahl, presidenta de la asociación estadounidense Stop Surrogacy Nowlucha diariamente por el fin de la gestación subrogada. Uno de los grandes problemas que a su juicio existen es que en los países en los que la gestación por sustitución no está regulada, hay parejas que, mediante agencias, son padres en otros países donde está permitido. La solución para acabar con esto, dice, es «prohibirlo definitivamente».

Su lucha contra la gestación subrogada tiene un principal motivo: proteger a la mujer. Su trayectoria como enfermera, asegura, le ha llevado a encontrarse con madres gestantes que han sufrido «experiencias muy desagradables» que han derivado, incluso, en problemas de salud. «En el caso de Kelly, tanto ella como los niños, que eran gemelos, estuvieron a punto de morir. Esto remarca que no se protege su salud», dice. La regulación, en su opinión, no mejoraría esta situación: «Puedes regular si va a ser un modelo altruista o de pago, si solo podrán recurrir a él las parejas infértiles o todas las parejas, pero nunca se va a poder regular los daños físicos o psicológicos que causa a mujeres y niños».

Una pareja española

La protagonista del documental fue madre gestante tres vecesLa última vez dio a luz gemelos para una pareja española que no podía tenerlos. Sin embargo, la situación se complicó: «El matrimonio pagó 5.000 dólares más para que fueran niño y niña. Pero finalmente fueron dos niños, lo que provocó el enfado de la pareja», relata Lahl. El deselance fue, cuenta, que los españoles fueron a Estados Unidos a recoger a los bebés, pero no pagaron a la joven la cantidad de dinero establecida, sino que le dejaron a deber varios miles de dólares. «No hemos vuelto a saber nada de esos niños. No sabemos si viven los dos con ellos, si los separaron, si los quieren y les tratan bien… Nada», lamenta.

También utiliza este caso para denunciar la cantidad de dinero que mueve la gestación por sustitución. «Hay un mito de que en Estados Unidos está muy regulado, pero lo cierto es que es un negocio. Mueve billones y billones de dólares». Para esta enfermera, la maternidad subrogada no es otra cosa que «una manera de distinción de clases en las que las pobres ponen el vientre y las ricas el dinero».

«Tener hijos no es un derecho»

Lahl explica que es capaz de comprender que haya parejas que lo pasen mal por no poder tener hijos, pero insiste en que «tener hijos no es un derecho». «Mientras estamos hablando, probablemente habrán muerto tres personas esperando que les donen un órgano para trasplante. Y no dicen que tienen derecho a recibir un riñón. Puedes estar muy triste porque no vas a poder ser padre o madre, pero lo que no puedes hacer es poner en riesgo la salud de una mujer para satisfacer tus necesidades», dice.

Aunque reconoce que el proceso de adopción no siempre es fácil, considera que «el mundo está lleno de orfanatos». La manera de acabar con la gestación subrogada, cree, es educar a la gente. «Si la gente no entiende que se trata de una violación a los derechos humanos, lo que hace falta es mejorar la educación»», concluye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.