El negocio del aborto mata a niños en nombre del «dios dinero», denuncia el Papa Francisco

RELIGIÓN EN LIBERTAD.- 1-JUN-2015

20104_el_papa_francisco_aprovecha_las_audiencias_de_los_miercoles_para_saludar_a_ninos_y_familias_de_peregrinosEl Papa Francisco aprovecha las audiencias de los miércoles para saludar a niños y familias de peregrinos.Expresó su rechazo al aborto y afirmó que actualmente se vive una cultura del descarte que adora “al dios dinero” en cuyo nombre se mata a los niños antes de nacer.

El Pontífice hizo estas afirmaciones de manera improvisada durante la audiencia que mantuvo en el Aula Pablo VI del Vaticano con los miembros de las Asociaciones Cristianas de Trabajadores Italianos, en ocasión del 70 aniversario de su fundación.

El Santo Padre denunció que el “dios-dinero destruye y provoca la cultura del descarte” con la que “se descarta a los niños, se les explota o se les mata antes de nacer”.

En su discurso el Santo Padre afirmó que “cuando defendemos el derecho a la vida, lo hacemos para que la vida pueda, desde su concepción a su término natural, ser una vida digna, que no conozca las llagas del hambre y de la pobreza, de la violencia y de la persecución”.

Esta cultura, dijo después improvisando nuevamente, hace también que se descarte “a los ancianos, para que no tengan un cuidado digno, no tienen las medicinas, tienen pensiones miserables”, agregó.

“Que los jóvenes no tengan trabajo es el sacrificio que esta sociedad mundana y egoísta ofrece al dios dinero que está en el centro de nuestro sistema económico mundial” y que “no tiene en el centro al hombre y la mujer”.

El Papa dijo luego que “ahora se descarta también a los jóvenes” y pidió pensar “en esta tierra tan generosa, piensen que el 40 por ciento o un poco más, de jóvenes de 25 años en adelante no tienen trabajo”.

Hablando de la pobreza, el Papa dijo que hoy en día “en las parroquias, en las Cáritas parroquiales, vemos esto todos los días: hombres y mujeres que se acercan un poco a escondidas para tomar alimentos para comer… Un poco escondidos porque se han convertido en pobres de un mes a otro. Y tienen vergüenza. Y esto sucede, sucede, sucede… Hasta ayer vivían una vida digna”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.