Colombia se moviliza en una multitudinaria marcha por el derecho la vida y el apoyo a las mujeres embarazadas

profesionalesetica.org
20.05.2014
colombia
Según informa la dinámica plataforma ciudadana Unidos por la Vida, el pasado sábado 17 de mayo más de 20 ciudades de Colombia se concentraron con motivo de la VIII Marcha Nacional por el Derecho a la Vida, para exigir el Derecho a la Vida de todos los niños por nacer sin excepción y por miles de mujeres que exigen la verdad y no un aborto.

Después de 8 años de despenalizado el aborto, se ha constituido en Colombia una ciudadanía activa a nivel nacional, como lo ha demostrado la masiva participación en esta octava marcha en la que participaron alrededor de 90.000 ciudadanos.

Las razones de la VIII Marcha Nacional por el Derecho a la Vida

A pesar de la baja cobertura en medios de comunicación sobre esta multitudinaria manifestación vivida este fin de semana en Colombia, los organizadores han quedado dejar patente la siguiente denuncia en nombre de los 90.000 participantes:

Que la práctica del aborto en Colombia después de 8 años de haberse despenalizado, no tiene ningún control ni seguimiento sanitario ni político, se están haciendo miles de abortos de forma arbitraria (se aproximan 11.000 abortos a la fecha, es decir, en Colombia se está asesinando a un bebé cada 6 horas en el vientre de sus madres).
Denunciamos el desorden administrativo, jurídico y sociopolítico de la implementación del aborto, que está ocasionando que se realice de forma desmesurada, en cualquier momento de la gestación y bajo cualquier pretexto.
Las gestantes con un embarazo de alto riesgo, no están siendo informadas sobre las consecuencias del aborto y sobre todas las alternativas que existen, antes de ofrecer el aborto como única opción.
Denunciamos que los médicos, profesionales e instituciones de salud están siendo presionados a ser cómplices del aborto, amenazándolos con altas multas, suspensión de licencias y hasta la cárcel si se niegan a ejecutarlo o remitirlo a otros colegas para que lo realicen, se les está violando el fundamental derecho de la objeción de conciencia.
Los colombianos exigen que no se sigan financiando más abortos con sus aportes al sistema de salud.
Denunciamos que nuestros niños y jóvenes están siendo formados y presionados desde la educación básica y media, a que pueden ejercer un ¡falso derecho al aborto!
¡No más! no existe el derecho al aborto, no existe el derecho de asesinar inocentes y destruir la vida de sus madres para siempre. ¡No queremos más aniversarios de esta fecha, no queremos más aborto!
Estando próximos a las elecciones presidenciales, la Plataforma Unidos por la Vida ha invitado a toda la ciudadanía a que elija a conciencia por aquellos candidatos que estén dispuestos a gobernar por las madres y los niños desde el inicio de su vida. “Los colombianos, afirma Unidos por la Vida, queremos la paz, pero la paz solo inicia cuando se defiende y protege la vida de los más inocentes”.

Apoyo internacional: el “Comunicado de solidaridad”

Junto a la masiva participación popular en las 20 ciudades en las que estaba convocada la Marcha, debe destacarse también la solidaridad internacional con el pueblo colombiano y su lucha por el derecho a la vida y el apoyo a la mujer embarazada.

En efecto, en un “Comunicado de solidaridad”, suscrito por decenas de organizaciones de todo el mundo comprometidas con la dignidad humana -entre las que se encontraba Profesionales por la Ética-, ampliamente difundido en los medios y entre los participantes de la Marcha, se expresaba lo siguiente:

Nosotros, los abajo firmantes, queremos extender nuestro saludo y felicitación a los organizadores (la plataforma
ciudadana Unidos por la Vida) y a los participantes de la 8a Marcha Nacional por la Vida que busca promover el derecho a la vida desde la concepción y apoyar el referendo constitucional contra el aborto.

Ustedes son un testimonio de gran valentía en la defensa de la Vida, el fundamental derecho humano, sin el que no existe ningún otro derecho.

Que Colombia siempre sea un país que protege el derecho inherente a la vida de cada ser humano desde el momento de la concepción hasta la muerte natural.

Que Colombia siempre recuerde las palabras de la Madre Teresa de Calcutta: “Un pais que acepte el aborto no está
enseñando a su pueblo a amar, sino a usar la violencia para conseguir lo que deseen. Es por esto que el más grande destructor del amor y de la paz es el aborto.”

Y que Colombia siempre recuerde las palabras del Papa Juan Pablo II: “Cuando el carácter sagrado de la vida antes del nacimiento sea atacado, nosotros reaccionaremos para proclamar que nadie tiene jamás el derecho
de destruir la vida antes del nacimiento.”

¡Gracias, amigos colombianos, por defender la Vida y por luchar por su protección constitucional!

¡Estamos con ustedes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.