CAPACITADOS PARA EMOCIONAR

Una veintena de actores con Síndrome de Down estrenan obra en el Cánovas

REGINA SOTORRÍO – 25/04/2018

DIARIO SUR

http://www.diariosur.es/culturas/capacitados-emocionar-20180425230248-nt.html

Un momento del ensayo de la compañía Arribadown, en la sede de Down Málaga. / FRANCIS SILVA

«¿Nervioso yo? En absoluto. Me concentro en lo que tengo que hacer», responde con una naturalidad pasmosa José Miguel Esteban. Como él dice, ya es «un actor de primera». Lleva años haciendo teatro, ensaya duro cada semana y se mete a fondo en el papel cuando se levanta el telón. El escenario no le asusta. Como a cualquier profesional. Pero él aporta más, una singularidad que le capacita para transmitir emociones de otra manera, para comunicar con el gesto por encima de la palabra. Juan Miguel es uno de los veteranos de Arribadown, una compañía integrada por una veintena de personas con Síndrome de Down –el 90% de sus miembros– que hace de la diferencia la mayor belleza.

Son días de mucho movimiento en la sede de Down Málaga. Se ultiman vestuario, complementos, música… El viernes hay estreno. La compañía lleva al escenario del Teatro Cánovas ‘En busca de El Principito’, una versión de la obra de Antoine de Saint-Exupéry en su 75 aniversario. Llevan tres años trabajando en este proyecto, del que ofrecerán tres funciones en el Festival de artes escénicas, teatro y danza El Carro de Thespis (del 27 al 29 de abril).

«El teatro les da confiaza en sí mismos», señala el actor Jamp Palô, director del grupo junto a la actriz y bailarina Ana Castillo y las psicólogas Mabel Jiménez y Mari Carmen Salado. De hecho, son los miembros de la compañía los que construyen la obra. «Ellos deciden cómo quieren hacer casi todas las escenas. Es una creación colectiva», detalla. Si alguien quiere aprender flamenco, se incorpora «de alguna manera» una bata de cola en la acción. María, por ejemplo, baila capoeira: «Me gusta dar patadas». Y lo hará en ‘En busca de El Principito’.

Actores y psicólogas se integran en la obra como uno más ejerciendo de apoyo en la escena, marcando los tiempos y los pasos de forma delicada, casi inapreciable para quien lo ve desde el otro lado de las tablas. De su mano y con el relato de ‘El Principito’, Arribadown cuenta la historia de la sociedad actual a través de la poética escénica, con herramientas como la expresión corporal, el movimiento coral o la danza contemporánea. Simulan el vuelo de un avión, una rosa, un tablero de ajedrez…

Construyen las escenas según sus inquietudes con una «creatividad desbordante». No hay palabras, solo gestos y movimiento corporal

No hay palabras. No hacen falta. Algunos tiene dificultades para hablar. «Y lo que queremos es que se vean sus capacidades no sus limitaciones», añaden. Su punto fuerte es la expresión corporal, los gestos. Y en eso son maestros. «Llevo 20 años con ellos y me soprenden cada día», asegura Mari Carmen Salado, psicóloga. «Tienen una creatividad desbordante», apostilla Palô. En el Cánovas tienen la prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.