«Estuve a punto de morir. Me extirparon las trompas de Falopio, medio ovario y me reconstruyeron el útero»

EL CALVARIO DE LAS AFECTADAS DEL ANTICONCEPTIVO ESSURE

ABC – 06/07/2018

La Asociación de Afectadas por el anticonceptivo Essure en España ha presentado una querella en laAudiencia Nacional contra el fabricante Bayer, los prescriptores de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y la Agencia de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), con la intención de abrir un proceso de investigación penal, tras ver como todas sus demandas administrativas han sido desestimadas.

Elena Fernández es una de las miles de mujeres que ha visto como su vida cambiaba tras utilizar el anticonceptivo Essure. Durante cuatro años se acostumbró al dolor para intentar olvidar que algo no funcionaba correctamente en su cuerpo. Fue una de las pioneras de la Asociación de Afectadas tras descubrir gracias a internet que no era la única que sufría diariamente las consecuencias del medicamento. Mareos, irregularidades en la menstruación o dolores musculares son algunas de las dolencias que comparten las mujeres que han utilizado en algún momento de su vida Essure.

Fernández señala que ningún especialista le aseguró que los efectos secundarios podían alcanzar tal magnitudy que se encontraba ante un medicamento seguro. Años más tarde fueron esos mismos ginécologos los que intentaron evadir el problema. «Me trataron de loca, creían que mentía -dice Fernández-.Me recrimaron que tenía que conocer lo que me ponía, como si yo fuera la profesional». Reconoce que no le hicieron ningún tipo de prueba ni ecografía, y que más tarde descubrieron que era un médicamento que apenas había sido probado en el mercado, es decir, estaban experimentado con las pacientes.

La afectada, tras la intervención -el Essure se coloca mediante un procedimiento definitivo a las trompas de falopio-desconocía de donde provenía el dolor que sufría, y tardó años en darse cuenta de que todo había sido consecuencia de aquel método anticonceptivo que no era tan seguro como la sanidad prometía. Tras descubrir que era lo que estaba sucediendo, con la ayuda de otras mujeres construyó una asociación que pudiera orientar y aconsejar a aquellas que se encontraran en su situación.

Con la repercusión que lograron, consiguieron que en agosto de 2017 el producto fuera retirado del mercado y ahora solo quieren que Bayer, la empresa farmacéutica que destribuyó el producto pague las consecuencias, les pida perdón. «Queremos que nos reconozcan todo el daño que nos han hecho. Nos han tratado como locas diciendo que hemos dramatizado», se quejan las afectadas en conversación con este periódico.

Al ser un método definitivo, el Essure requiere complicaciones cuando es extraído. Este fue el caso de Eva Sempere, que comenta:«Me tuvieron que operar por urgencia con cuarenta de fiebre, tenía el riñon dilatado. Me extirparon las trompas de falopio, un ovario y me tuvieron que reconstruir el útero». Toda esta situación le ha generado una desconfianza hacia el área de Ginecología. No quisieron quitarle el Essure cuando ella misma estaba diciendo que no podía soportarlo más: «Tuvieron que operarme al final porque todo acabó en el inicio de una peritonitis. Estuve a punto de morirme, y el postoperatorio fue horrible».

Afortunadamente, poco a poco se va recuperando, aunque aún le han quedado secuelas, como que «todos los meses el dolor en la pierna derecha regresa -se duele-. Pero lo he superado. Lo sé porque ahora puedo contar lo que me pasó sin llorar».

La querella

Las víctimas han declarado que el objetivo de la querella interpuesta en la Audiencia Nacional es que la población femenina conozca los riesgos del Essure: «Queremos que todas las mujeres que tengan puesto un Essure, se lo quiten. Es un peligro y les afectará si aún no lo ha hecho.Exigimos responsabilidad legal a todos los actores que han intervenido en la distribución del producto»

Todos estos años han sido aconsejados por el bufete Almodóvar & Jara, el cual ha sido el encargado de llevar los términos jurídicos de la Asociación de Afectadas. Cuentan en su plantilla con Miguel Jara, el periodista que logró unir a todas las víctimas españolas tras los escándalos con el mismo medicamento en Estados Unidos y con Francisco Almódovar, el abogado que no sólo quiere conseguir la responsabilidad penal de Bayer, sino también de sanidad y de todos los médicos que han prescrito el medicamento.

La respuesta de Bayer

ABC se ha puesto en contacto con la multinacional Bayer para concocer su versión de los hechos. «Bayer no ha recibido ninguna información sobre la querella, el producto de Essure sigue siendo 100% fiable», asumen desde la farmacéutica. También han añadido que no han recibido ninguna alegación por parte de algún ciudadano afectado y que «el perfil beneficio-riesgo sigue siendo positivo».

It's only fair to share...Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.