«En España no hay casi programas de ayuda a la maternidad»

Amaya Azcona, directora de RedMadre, explica que las autonomías con menos subvenciones a las futuras madres presentan índices más altos de abortos

ABC- Mónica Setién 24/05/2017

La maternidad hoy en día no es fácil. Y menos si estás en una situación complicada. Ohuagila sabe mucho de esto. Tiene 28 años y durante mucho tiempo fue víctima de violencia de género. Aunque intentó poner tierra de por medio y llegó a tener una orden de alejamiento de su marido, la necesidad y el tener que mantener a dos niñas pequeñas le empujaron a volver con él. Se volvió a quedar embarazada sin dejar de sufrir malos tratos. Acudió a los servicios sociales que le recomendaron que se separase y que abortase. Pero apareció una amiga que le puso en contacto con la Fundación Red Madre. Y Ohuagila tiene hoy a su bebé, Aaron.

Como ella, miles de mujeres se ven abocadas todos los años a una decisión que no quieren tomar, pero su situación familiar, económica y las pocas ayudas sociales concretas al colectivo de mujeres embarazadas no colaboran con que decidan continuar con su embarazo. RedMadre ayuda desde hace 10 años a que estas futuras madres tengan a sus hijos y se jacta de conseguir que 8 de cada 10 mujeres que se ponen en contacto con la asociación siguen adelante con su embarazo.

Amaya Azcona directora general de Fundación RedMadre explica que «la mujer necesita sentirse acompañada y apoyada durante su embarazo y contar con la ayuda económica (material) necesaria para los primeros meses de vida de su hijo hasta que pueda adquirirlos por sí misma. El desamparo de su entorno cercano y de las instituciones públicas es lo que las aboca a la dramática situación del aborto, avalando así, una vez más, que cuando a una mujer se le ayuda, continua con su embarazo».

Gasto mínimo de las administraciones
Para hacer notar a las autoridades que las embarazadas son un colectivo que hay que cuidar, esta asociación ha elaborado un estudio pormenorizado, El Mapa de la Maternidad, en el que refleja, por comunidades autónomas, el gasto que realiza la administración en maternidad. La cifra sigue siendo escasa y, además, hay lugares en los que no se dedica ni un euro.

Según las respuestas obtenidas de las administraciones públicas, se deduce, tal y como cuenta Azcona, que «los programas de apoyo a la maternidad, en concreto a la vulnerable, son casi inexistentes en España. Las pocas medidas implementadas no están enfocadas a proteger a la mujer embarazada en situaciones especialmente difíciles y a ayudarle a ejercer su maternidad, sino que tienen como meta el fomento de la natalidad por cuestiones demográficas en general».

A través de este estudio han podido constatar que en la autonomías en las que se dedica más dinero a las madres, la tasa de abortos baja (Galicia, País Vasco, Extremadura) y sin embargo, en las que se dedica poco dinero o nada, la tasa de interrupción de embarazo supera ampliamente la media (Asturias, Islas Canarias, Islas Baleares, Cataluña y Madrid).

A la vista de los datos, Antonio Torres, presidente de la Fundación RedMadre exige al Estado «una ley de apoyo a la maternidad, con ayudas concretas, que ampare especialmente a las mujeres embarazadas vulnerables y en situación e riesgo de exclusión social para que puedan llevar a cabo su maternidad» y asevera que «es incongruente que en España se hable cada día más de derechos de la mujer y, sin embargo, no exista una política concreta de apoyo a la mujer embarazada con dificultades para ser madre». Además, el Torres precisa que «la maternidad debería ser un asunto de Estado en el que esté implicada toda la sociedad».

Amaya Azcona concluye que: «Es el Estado quien debe poner solución a las dificultades que se les presentan a las mujeres embarazadas y ofrecerle las ayudas necesarias para que puedan ejercer su maternidad. Las asociaciones asistenciales y la sociedad civil suplimos las deficiencias del Estado social, pero no tenemos capacidad de llegar a todas las mujeres que lo necesitan».


El estudio desglosado

El estudio realizado por RedMadre se divide en cuatro partes en cada una de las cuales reflejan como está el sector.

-Mapa de la maternidad 2016: muestra la ayuda por comunidades autónomas y la tasa de aborto en cada una de ellas. La ayuda a embarazadas vulnerables asciende a 4.162.599 euros y las ayudas por nacimiento en España equivalen a 48.241.658 euros. En las comunidades autónomas donde menos gasto hay en ayudas (maternidad- nacimiento), mayor es la tasa de aborto.

-Mujer embarazada vulnerable: en esta parte se analiza el Plan Nacional de Acción para la Inclusión Social 2013-2016 donde se refleja que, de los cerca de 5.400 millones de euros de gasto anual en personas en situación de riesgo, solo se destinan 4,1 millones a la inclusión de las mujeres embarazadas vulnerables. Es decir, el Estado solo invierte un euro de cada mil en las mujeres de este colectivo de riesgo. Se muestra un gráfico que expresa que, frente a los 4,1 millones de euros destinados a ayudar a las mujeres embarazadas, el Estado gasta casi 30 millones de euros en financiar el aborto.

-Ayuda a la maternidad: muestra en una tabla detallada por comunidades autónomas la partida presupuestaria que dedica cada una a la ayuda por nacimiento y a la mujer embarazada vulnerable. En dicha tabla vemos los datos de población, nacimientos, ayudas por nacimiento, ayuda media por nacimiento, ayudas a embarazadas vulnerables, ayuda media por embarazada, total de ayudas, ayuda media total del año 2016. Destacan con más ayudas por nacimientos el País Vasco que da al año 1.352 euros por hijo nacido; Galicia, que destina una media de 618 euros por hijo al nacer; y Cantabria que da 389 euros. Y en ayudas a mujeres embarazadas vulnerables las comunidades que más recursos destinan son Galicia con 91 euros de media a cada mujer embarazada, seguida de Castilla- León que ofrece 26 euros y País Vasco con 19 euros de media anual.

-El embarazo en España 2016: esta área compara el embarazo y el aborto por rangos de edad reflejando que son las menores de 30 años las que más abortan en España, franja de edad donde uno de cada cinco embarazos termina en aborto provocado. También se aprecia aquí que, en países de gran protección social, como Alemania, la tasa de embarazos abortados ha ido descendiendo año tras año hasta niveles actuales próximos al 12%. Sin embargo, la tasa española se mantiene en el 18%.

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *