Los obispos de EEUU apoyan el proyecto de ley que pide una mayor protección a los médicos objetores

REL 16 febrero 2017

Los obispos estadounidenses, concienciados con el grave problema al que se enfrentan los médicos provida cada día, han pedido al Congreso más protección por parte de las leyes federales para los doctores que quieren acogerse a la objeción de conciencia frente al aborto. La Conferencia Episcopal de EEUU ha apuntado que “aunque existen leyes que protegen a los objetores de conciencia, estas no se llevan a la práctica”.

El cardenal Dolan ha sido un luchador incansable en contra del aborto en EEUU

El cardenal Dolan ha sido un luchador incansable en contra del aborto en EEUU

En su opinión, el proyecto “Ley de Protección de la Conciencia”, presentado por la republicana Diane Black en enero de este año, es esencial para proteger los derechos fundamentales de los médicos y asegurarse de que “no son forzados por el gobierno a destruir las vidas de niños no nacidos”.

Protegiendo a los médicos y a los bebés
El cardenal y arzobispo de Nueva York, Timothy Dolan, jefe del comité de actividades pro-vida de los obispos norteamericanos, y el arzobispo William Lori, jefe del comité de libertad religiosa, enviaron esta proposición al congreso receintemente. En ella incidían en el hecho de que esta ley beneficiará a una “gran mayoría” de ginecólogos que no quieren realizar abortos.

En muchas ocasiones los médicos estadounidenses son obligados a realizar abortos debido a la mala aplicación de las leyes federales

En muchas ocasiones los médicos estadounidenses son obligados a realizar abortos debido a la mala aplicación de las leyes federales

 

En la carta expresaban también su preocupación por el “especial riesgo” que sufren los médicos ante las grandes presiones que sufren para realizar abortos. Contra estas amenazas, los obispos recordaban la ética médica tradicional como el juramento hipocrático, que, según sus palabras, define a la medicina como “una vocación ética dedicada a proteger la vida y el bienestar de los pacientes”.

El senador James Lankford tumbó con un discurso demoledor a la organización abortista Planned Parenthood

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lankford opina que esta ley “permitirá a los doctores defender sus creencias religiosas y morales sin miedo a la discriminación”. Tanto el senador como los obispos han afirmado que obligar a los doctores a realizar abortos limitará el acceso a la sanidad y minará los derechos de los médicos.

Situación insostenible
Actualmente la única forma de hacer llegar al Congreso las presiones a los objetores de conciencia es rellenando un formulario de queja al departamento de de sanidad y servicios en la oficina de derechos civiles, siendo habitual que este proceso nunca se lleve a cabo y se pierda en el laberinto burocrático.

En el proyecto de ley que defienden los obispos aparecen otros medios de queja y denuncia más eficades de los médicos a los que quieren obligar a cubrir abortos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *