Polémica en Italia: a una embarazada de nueve meses le hacen un contrato fijo

El empresario afirma: «La maternidad no puede ser una condena». Líderes sindicales y políticos aplauden, porque un caso que debería ser normal constituye toda una excepción en Italia

Martina, a la derecha, con el resto del equipo de la empresa que la ha contratado a punto de tener un bebé.

Martina, a la derecha, con el resto del equipo de la empresa que la ha contratado a punto de tener un bebé.

ABC-ÁNGEL GÓMEZ FUENTES- 09/02/2017

Es un caso insólito de contratación laboral de una embarazada en Italia, un país en el que se mantiene aún una larga tradición machista con una consideración inferior para la mujer en el trabajo. Martina Camuffo, de 36 años, ha sido contratada por una empresa de diseño y desarrollo de web (The Creative Way) con sedes en Padua y Mestre (Venecia) cuando le faltaban 10 días para dar a luz y ser madre por segunda vez.
Los propietarios de Creative Way buscaban una persona que se encargara de la parte comercial. «Me contactó el empresario Samuele Schiavon y yo le dije de inmediato que estaba embarazada y que habría dado a luz en breve. Su propuesta era muy interesante y yo estaba muy feliz por el hecho de que me hubieran contactado, pero imaginé que la oportunidad se habría esfumado por estar embarazada. Después nos encontramos, intercambiamos alguna idea y al final me dijo que su intención era ofrecerme un contrato fijo. Yo casi no daba crédito», ha declarado Martina Camuffo, cuya historia se ha convertido en un caso nacional, del que se habla en todos los medios informativos.

Stefano Serena, otro socio de la empresa, explicó así la decisión de contratarla: «A nosotros nos interesaba su competencia y capacidad, prescindiendo de su situación personal. Ella trabajó en una empresa importante en el departamento comercial y sabíamos cómo trabaja. Le deseamos lo mejor para su vida personal, le hemos hecho el contrato y la esperamos cuando le sea posible».

«Todavía no me lo creo»
Sentada frente a la mesa para firmar el contrato, Martina Camuffo apoya levemente la mano sobre el vientre y confiesa: «Todavía no me lo creo». Pero, sí, ha firmado su incorporación a The Creative Way, pero de inmediato se irá por un periodo de cinco meses de maternidad.

El titular de la empresa, Samuele Schiavon, se sorprende del clamor suscitado por la noticia y confiesa: «Me recuerdo lo que hicieron con mi mujer: La echaron cuando estaba embarazada. Yo he elegido invertir sobre Martina, porque es brava y la maternidad no puede ser una condena. Es una cosa normal», declaró Schiavon.

«La noticia es extraordinariamente positiva: Es necesario que se convierta no en una excepción, sino en una actitud normal», subrayó Susanna Camusso, secretaria general del sindicato mayoritario, CGIL, añadiendo: «Este contrato se convierte en noticia porque es lo opuesto de la cosa común y del prejuicio que circula en este país, un prejuicio un prejuicio que todavía es muy fuerte sobre las mujeres, sobre el trabajo de la mujer y sobre la relación con la procreación», indicó Susanna Camusso.

«Gracias por ir contracorriente»
Por su parte, la diputada Giorgia Melonia, líder del partido Hermanos de Italia, agradeció el ejemplo de la empresa The Creative Way: «Todas las madres italianas dan hoy las gracias a los empresarios Samuele y Stefano porque han elegido ir contracorriente, invirtiendo sobre la capacidad de un a mujer y de una madre, en un país donde la maternidad es considerada a menudo como un impedimento en lugar de un valor añadido. Gracias Samuele y Stefano, nos sentimos orgullosas de vosotros», afirmó Giorgia Meloni.

El exprimer ministro, Matteo Renzi, llamó también al empresario Samuele Schiavon para agradecerle el gesto: «Como ciudadano italiano he querido darle las gracias por lo que ha hecho», manifestó Renzi.

Al menos la noticia ha hecho reflexionar a los italianos, mientras Martina se prepara a una nueva vida y a un nuevo trabajo.

 

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *