Obama intentará doblegar de nuevo a las Hermanitas de los Pobres

DE LAPSIS.- 17-JUL-2015

19715024942_454fca2b59_zEl año pasado por estas fechas la empresa Hobby Lobby ganaba la demanda y, dadas las convicciones de los dueños de la empresa, quedaban exentos de contratar seguro que ofreciese prestaciones de anticonceptivos y abortivos.

Al día siguiente se resolvía el caso de EWTN (Aciprensa forma parte del grupo). En principio la ley protegía las «iglesias» pero quedaban excluidas de las exenciones las iniciativas promovidas por estas como universidades, medios de comunicación, organizaciones y órdenes religiosas y desde luego las empresas. Hobby Lobby y EWTN obligaban a cambiar las reglas del juego y se iniciaba una cascada de recursos judiciales

Esa es la situación en la que se encontraban las Hermanitas de los Pobres, se veían obligadas a contratar seguros con los que colaboraban con conductas inmorales e iniciaron un proceso legal.

El 1 de enero de 2014 entraba en vigor la ley, las multas eran cuantiosas: 100 dólares por empleado y día. El 25 de enero el Tribunal Supremo fallaba a favor de una de las demandantes, las queridas Hermanitas de los Pobres. Pero la Administración Obama vio el peligro de esa decisión, no podía permitir que alguien tan «poderoso» como estas religiosas, entregadas al cuidado de los pobres, ancianos y desfavorecidos «saliesen victoriosas». Sí, poderosas, porque todo lo fían en el Señor y lanzaban el mensaje de que su conciencia y su alma no estaba en venta.

Así que retorcieron la ley y los obamitas buscaron una solución: ellas contratan un seguro con una empresa que no ofrezca aborto, contraceptivos y esterilizaciones y una tercera compañía «ofrece» ese servicio. Pero pasan por el aro.
Las religiosas habían salvado la intención, «formalmente» también habían cubierto el expediente, y quizá también estarían libres de responsabilidad moral, pero, ¡oh, desgracia!, les mueve el amor de Dios y no están dispuestas a colaborar con el mal. Ni con triquiñuelas.

Y continuaron con el proceso judicial, que hoy han perdido en el Tribunal Federal de Apelaciones (10th Circuit Court of Appeals)

La Madre Provincial de las Hermanitas de los Pobres ha declarado apenada que:

Como Hermanitas de los Pobres, simplemente no podemos elegir entre nuestro cuidado a los ancianos pobres y nuestra fe. Y no deberíamos tener que tomar esa decisión, porque viola el compromiso de nuestra nación para garantizar que las personas de diferentes religiones pueden seguir libremente el llamado de Dios en sus vidas. Durante más de 175 años, hemos servido a los más necesitados en la sociedad con amor y dignidad. Todo lo que pedimos es poder seguir nuestra vocación religiosa libre de la intromisión del gobierno.
La argumentación jurídica es muy pobre. Viene a decir que el acceso a los anticonceptivos, abortivos y esterilizaciones es tan fácil en USA, que ellas no deberían considerarse cómplices. El argumento es pobre, pero muestra lo que de verdad preocupa: que un pequeño grupo de ciudadanos actúe en conciencia.

Queda recurso en el Tribunal Supremo. Entre tanto dos reflexiones.

La primera se refiere a la inminente persecución de quienes se opongan al gaymonio, a pesar de lo que han prometido Obama y los jueces del Supremo. No lo consentirán, como en este caso. El precedente está marcado.

La segunda es el testimonio de las Hermanitas de los Pobres, que no sólo están cuidando de los pobres ancianos, también de los pobres de espíritu como yo, con su ejemplo y con sus agallas [en este momento vuelvo a mirar la fotografía y me voy haciendo pequeñito]. Gracias. No sabe Obama y el «mundo» a quienes se enfrentan…

Y también es un toque de atención a laicos, sacerdotes y obispos tan amigos de las componendas.

It's only fair to share...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *