Asociaciones provida celebran el desenlace del caso Beatriz en El Salvador

Abc.es
04/06/2013
La salvadoreña que pidió abortar fue sometida finalmente a una cesárea y su bebé, que no tenía cerebro, murió horas después
provida-salvador-beatriz--644x362

Asociaciones provida han celebrado el desenlace del caso de la joven salvadoreña embarazada a la que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de El Salvador decidió no dar amparo para someterse a un aborto terapéutico, algo que ella había pedido porque el bebé que esperaba no tenía cerebro y porque ella padece lupus. No obstante, El Salvador decidió autorizar la práctica de un parto inducido, conforme al mandato de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), que urgió a «adoptar y garantizar, de manera urgente, todas las medidas necesarias» para «evitar daños irreparables» en la salud de Beatriz. Y, finalmente, este martes ha dado a luz por medio de cesárea y el bebé ha muerto cinco horas después.

Para la portavoz de Derecho a Vivir y doctora Gádor Joya, «el caso Beatriz demuestra que a los partidarios del aborto sólo les queda la mentira para difundir su ideología pro muerte» pues sin practicarle un aborto, se ha salvado la vida de Beatriz. «El hecho de que Beatriz haya dado a luz y siga viva demuestra que no era verdad que la única forma de salvar su vida fuera practicándole un aborto», ha subrayado. Así, ha explicado que «no se ha acabado con la hija de Beatriz de manera cruel y violenta como la inyección salina que quema el cuerpo o su descuartizamiento en el útero y su extracción por partes» y «se ha evitado el riesgo que un aborto conlleva siempre para la salud de la madre».

Además, Joya ha destacado que, al no haberse practicado un aborto, «Beatriz no tendrá que sumar al dolor por la muerte de una hija, el desgarro personal que supone el trauma del aborto». «Espero que Beatriz haya podido despedirse de su hija, y estoy segura de que podrá vivir con la tranquilidad de no haber acabado con su vida», ha añadido. Por todo ello, Derecho a Vivir felicita al Tribunal Constitucional, al Instituto de Medicina Legal y al Gobierno de El Salvador por «haber resistido a la presiones nacionales e internacionales para que traicionara sus propias leyes, que son un ejemplo de protección de la vida humana».

Mientras, sugiere a «las organizaciones que han presionado para que Beatriz fuera sometida a un aborto» que «pidan disculpas». En la misma línea, la Federación Española de Asociaciones Provida (FEAPV) considera que Beatriz se ha convertido, «no en la bandera de quienes querían que su caso abriera las puertas al aborto en un país donde la legislación protege la vida humana» sino en «el ejemplo de lo que hay que hacer cuando el hijo padece una enfermedad muy grave que le ocasionará una muerte temprana».

Así, celebra que el gobierno del Salvador haya respetado la decisión de un equipo médico «que no se ha dejado influenciar por quienes han sometido a Beatriz y a la opinión pública a una presión angustiosa, con información sesgada y con el aborto como si fuera una medida humanitaria». «El mundo civilizado aplaude el ejemplo de este pueblo salvadoreño y de una medicina que, ante casos especiales, busca respuestas especiales, que nunca son provocar la muerte de sen ser humano inocente», subraya FEAPV.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.